VILLARREAL

Una tregua ideal en el Villarreal para poder recuperar efectivos

El Villarreal respira tras afrontar un complicado mes de enero. Emery confía en volver a contar, tras el parón, con la mitad de su equipo tras afrontar un mes de enero negro, plagado de bajas.

0
Una tregua ideal en el Villarreal para poder recuperar efectivos
ANGEL SANCHEZ DIARIO AS

El Villarreal respira tras afrontar un mes de enero de los más complicados que se recuerdan. El Submarino ha estado muy mermado y tocado por las ausencias y por las bajas. Esta sangría fue decisiva para frenar el buen momento que vivía el Submarino, que pasó de golear en Liga y Copa, a caer en el torneo del KO ante el Sporting y a ganar uno de sus tres partidos de Liga. Durante este periodo, el Villarreal ha tenido que soportar una media de ocho a diez bajas por partido. Las ausencias se han cebado, sobre todo, en el ataque. Emery ha tenido que hacer encaje de bolillos en esa demarcación.

A pesar de todo, el Villarreal terminó el último choque antes del parón con buenas sensaciones. El equipo fue capaz de imponerse al Mallorca a pesar de las diez bajas con las que afrontó el partido.

La Copa de África, los contagios por COVID y las lesiones han castigado al equipo en este primer mes del año. Por ello, estos quince días son un regalo para Emery, ya que de entrada le van a permitir curar heridas y recuperar jugadores.

En el capítulo de altas, el técnico podría contar como cinco o seis futbolistas más en plantilla para afrontar el partido del 6 de febrero ante el Betis. Arnaut Danjuma, Paco Alcácer o Yeremy Pino deben dejar atrás sus problemas físicos de una vez. A ellos, se sumará Samu Chukwueze, ya eliminado de la Copa de África (como también hizo Aïssa Mandi). En Camerún siguen compitiendo Boulayé Dia y Serge Aurier, aunque está la opción de que sean eliminados y regresen cuanto antes a Vila-real.

Emery también estará muy pendiente estos días de los casos de Gerard Moreno y Juan Foyth, lesionados muscularmente. La esperanza es que este parón les permita recortar los períodos de recuperación.

Al margen de que el Villarreal puede rearmarse durante estos días, el cuerpo técnico amarillo también tendrá que sanar heridas, ya que ha sido un mes cargado de partidos para los de siempre. Son muchos los jugadores que no han tenido descanso y que han estado trabajando al límite, con lo que esta ventana FIFA vendrá muy bien para poder aligerar esfuerzos y recuperar fuerzas. El parón viene como agua de mayo para futbolistas como Trigueros, Albiol, Pau, Parejo o Capoue, todos ellos intocables para Emery pero imprescindibles durante este mes por la plaga de ausencias.