ITALIA

Piden una decisión drástica para el 'escándalo de Milán'

El Codacons (asociación de consumidores) exigió la repetición del partido con el Spezia por el fallo del trencilla Marco Serra, que estará parado durante un par de jornadas.

0
Piden una decisión drástica para el 'escándalo de Milán'
MIGUEL MEDINA AFP

El error de Marco Serra durante el Milan-Spezia aún trae cola en Italia. Marco Donzelli, presidente del Codacons (coordinamiento de las asociaciones para la defensa del consumidor), anunció que le pedirá formalmente a la FIGC la repetición del partido debido al "grave y reconocido error del árbitro", para proteger "el desarrollo regular de la temporada y defender a los tifosi". El reglamento, sin embargo, permite repetir un enfrentamiento si hay un "error técnico" (por ejemplo, amonestar dos veces a un jugador sin expulsarlo), mientras que el del trencilla, que no dejó terminar la jugada en la que Messias marcó el posible 2-1, fue un simple error de interpretación.

Mientras, la Asociación Italiana de los Árbitros estuvo bastante molesta por las noticias según las que le habría pedido perdón al Milan por lo ocurrido. Eso habría creado un antecedente peligroso, y 'Tuttosport' e 'Il Messaggero' desvelaron que el designador del 'AIA' Gervasoni, presente en San Siro, expresó sus disculpas solo a nivel personal y no oficial.

Marco Serra, por su parte, volvió al trabajo en la sala VAR para el Sassuolo-Cagliari de Copa, y le tocará un castigo, aunque no tan largo y grave como pedían los hinchas del Milan. El árbitro, que pidió perdón ya en el campo por su fallo y en los vestuarios estuvo en shock, se quedará fuera del verde durante un par de jornadas. Salvo sorpresas, Serra regresará al trabajo a mitad de febrero, y también recibió cumplidos por su actuación. El exárbitro Gianpaolo Calvarese, hablando en 'La Gazzetta dello Sport', afirmó: "Se ha disculpado, y esa es una lección. Se notó en sus primeros gestos: Rebic se le acercó furioso, y luego le cogió la cara como para consolarle. Fue hermoso, es la primera vez que veo esta humanidad entre un árbitro y un jugador. Creo que el Milan aceptaría sin problemas que vuelva a dirigir sus partidos". Sería un final feliz.