NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

MÁS FÚTBOL

El incomprensible 'secuestro' deportivo de la AD Complutense Alcalá a un menor de edad

La Federación de Fútbol de Madrid mira para otro lado. "Estamos viviendo una pesadilla desde agosto", afirma la madre del jugador de 15 años.

Actualizado a
Jaime, con la camiseta del Atlético Chopera Alcobendas 04.

Jaime llevaba tres años corriendo y dando patadas a un balón con el escudo y semblanza de la AD Complutense, de Alcalá de Henares. Tres temporadas en las que, en palabras de su madre, Yolanda, "se esforzó y entregó al máximo", tal y como le pedían sus respectivos entrenadores. Su talento y buen hacer le llevaron la pasada temporada –un año antes de lo normal– hasta División de Honor de cadete y su actuación llamó la atención del Atlético Chopera Alcobendas 04, que milita en una categoría superior, la Superliga. Aquí es donde comienza la pesadilla de este niño de 15 años, quien está maniatado por la AD Complutense y una Federación de Fútbol de Madrid (RFFM) que tiene puesta una venda en los ojos.

"Estamos viviendo una pesadilla desde agosto. Estamos hablando del caso de un niño de 15 años, de un menor de edad", resalta Yolanda, la madre, al AS. "Al acabar la pasada temporada, desde el AD Complutense nos dicen que firmemos la preinscripción para esta campaña y si algún equipo de Superliga llamara a Jaime, le dejarían libre para promocionarle. Firmamos este documento el 21 de junio. El 1 de julio, cuando se supone que los jugadores son libres, el Atlético Chopera se pone en contacto con nosotros y nos reunimos hacia finales de mes, comunicando la decisión al Complutense de que Jaime se marcha el 28 de julio. Jaime quería dejar las puertas abiertas para un posible regreso, pero ese mismo día, incomprensiblemente el Complutense da de alta la ficha de Jaime", relata la madre, que no pudo dar con el presidente del club alcalaíno, Andrés Pizarro, hasta el 6 de septiembre para tratar de abordar este en persona: "De muy malas maneras, nos dice: "No se va a mover a ningún sitio y no es por dinero, es porque no me da la gana". Eso sí, los recibos nos los sigue pasando...", relata Yolanda.

Según señala la web de la AD Complutense, "hemos establecido en nuestra Escuela un programa de enseñanza-aprendizaje diferente a las que existen en el fútbol base español, orientados a alcanzar un conjunto de metas y objetivos que varían según las edades de nuestros alumnos, centradas en su educación y formación integral del niño". Para Yolanda, la filosofía de este club dista mucho de la "educación y formación integral del niño".

Desde entonces, el menor de edad sigue entrenando con el Chopera, mientras su madre intenta buscar una salida que les permitan llevar una vida normal. Para ello habló con la Viceconsejería de Deportes de la Comunidad de Madrid y, tras estudiar el caso, en octubre remiten un escrito en el cual consideran la licencia no válida por haberse firmado antes del 30 de junio y, con ello, la Federación de Fútbol de Madrid da de baja la licencia con la Complutense y de alta con el Chopera, con quien debuta en Superliga a finales de ese mes de octubre.

Al enterarse de este hecho, el presidente Andrés Pizarro contacta con Paco Díez, presidente de la Federación de Fútbol de Madrid, para revocar esta situación y el señor Díez manda un correo al Chopera el 29 de octubre suspendiendo la licencia. Mediante un recurso logran que Jaime pueda jugar tres partidos más con el Chopera hasta que el 12 de noviembre la Federación madrileña le da de baja definitivamente del Chopera "y le inscribe en un equipo del AD Complutense que no existe", apunta la madre del menor a este periódico, desbordada por el cariz que ha tomado el asunto.

Una semana después, Yolanda logra reunirse con Federación (el secretario Eduardo Jiménez) y Comunidad de Madrid (el subdirector de Deportes, Antonio Guerrero) y, aunque parecía que todo se iba a arreglar, "de repente, desde la Federación comenzaron a dar largas al asunto", indica Yolanda. De este modo, y con el menor todavía en una situación de impunidad, la madre decide acudir al juzgado para buscar la libertad de su hijo, donde actualmente se encuentra el asunto.

"No entiendo como un señor, como Andrés Pizarro, y una Federación, la del Señor Díez, se pueden estar riendo así de un niño de 15 años, de un menor de edad, que lo único malo que ha hecho es querer jugar en una categoría como la Superliga. Teníamos la palabra de la AD Complutense para dejar a Jaime libre si alguien de esta categoría llamaba, pero nos mintieron y ahora están jugando con nosotros. El único objetivo del presidente del Complutense es que mi hijo no juegue esta temporada al fútbol", denuncia Yolanda.

"No entiendo como un señor, como Andrés Pizarro, y una Federación, la del Señor Díez, se pueden estar riendo así de un niño de 15 años, de un menor de edad, que lo único malo que ha hecho es querer jugar en una categoría como la Superliga. Teníamos la palabra de la AD Complutense para dejar a Jaime libre si alguien de esta categoría llamaba, pero nos mintieron y ahora están jugando con nosotros. El único objetivo del presidente del Complutense es que mi hijo no juegue esta temporada al fútbol", denuncia Yolanda.

"Jaime no ha hecho uso de las instalaciones de la AD Complutense Alcalá ni un día en esta temporada y no hay ningún tipo de vinculación con el club, por lo que no entendemos que a un niño de 15 años, que paga por jugar, que no hay derecho de retención al ser menor de 16 años, se le esté haciendo esto, causándole un daño irreparable, ya que el año que viene pasa a categoría Juvenil y estos partidos que no está jugando y esta categoría que era una oportunidad para él, no se va a poder recuperar. La federación de fútbol de Madrid, como dice el artículo de Ley 6/1995, de 28 de Marzo de Garantías de los Derechos de la Infancia y la Adolescencia de la Comunidad de Madrid, se debería de buscar el interés superior del menor, favoreciendo su desarrollo de forma integral", afirma Yolanda, la madre de Jaime.

La impotencia que invade a esta familia es tal que ya no sabe qué hacer viendo que ni Federación ni la Comunidad de Madrid han podido hacer frente al asunto que, recordemos, tiene como protagonista a un niño que solo quiere jugar al fútbol.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?