COPA DEL REY

Polémica en Copa: penalti que no era en Girona, gol ilegal en Mallorca, expulsión...

Catena apenas tocó a Bernardo, pero Cordero Vega señaló pena máxima y el VAR no le corrigió. En el Visit Mallorca Estadi, hubo paradoja.

0
Polémica en Copa: penalti que no era en Girona, gol ilegal en Mallorca, expulsión...
Rodolfo Molina DIARIO AS

Tras más de cinco minutos con el juego detenido, Jaime Latre concedió el gol de Puado, que colocaba el 2-1 en el electrónico. El colegiado, en primera instancia, señaló fuera de juego. El VAR revisó la acción y le corrigió: efectivamente, el atacante del Espanyol no estaba en posición antirreglamentaria. Pero había más, lo que desató el enfado multitudinario de los futbolistas del Mallorca, un gran tensión sobre el césped y el caos generado hasta que se dio validez al tanto instantes después.

Jaime Latre, antes de pitar y, por tanto, dar pie al saque de la falta, se da la vuelta y se dirige hacia el área. Es en ese momento cuando el Espanyol, sin autorización previa, saca y Puado marca. Cuando los futbolistas del Mallorca son conscientes de que el VAR está revisando la acción y que es posible que el '9' sí esté habilitado, comienzan a protestar que se ha botado antes de la señalización, lo que se debería saldar con la repetición de la acción.

El problema es que el protocolo del VAR impide revisar este tipo de acciones. Solo mira confusión con tarjetas, si el balón ha entrado o no en la portería, faltas previas a un gol, fueras de juego, posibles penaltis o posibles rojas. Entonces, pese a que era evidente que se había botado la falta algo antes del silbido, no podía haber corrección desde arriba. Y el colegiado, que no estaba mirando a la pelota en el momento del golpeo, tampoco podía rectificar en base a lo que le dijeran los futbolistas visitantes.

Una jugada peculiar y anómala que Iturralde González, árbitro del Carrusel Deportivo de la Cadena SER y de AS, analizó en directo. En primer lugar, informó de la evidencia: Puado estaba habilitado y sus compañeros en fuera de juego no interferían en la acción. Después, matizó que Jaime Latre había errado, pero que el vídeoarbitraje no podía dar marcha atrás en ese tipo de jugadas.

"Es difícil de justificar que haya tantos cambios en el juego. Los árbitros ya no miran el balón, miran hacia dónde va el balón. Ese es el gran problema. Los árbitros han perdido el control sobre el balón. Ha tardado tanto porque Jaime Latre sabe que se ha equivocado", explica Iturralde.

Penalti en Montilivi

Cordero Vega señaló un penalti muy discutido en el minuto 70 de encuentro. Catena, con un ligero contacto, derriba a Bernardo en el interior del área tras el lanzamiento de una falta lateral. La repetición no muestra un claro empujón y el central del Rayo no daba crédito a lo que había sucedido. Así lo vio Iturralde: "No hay nada, le puede meter un poco el cuerpo, pero nada. Como hay contacto, no le va a llamar el VAR". Así fue, el vídeoarbitraje no entró en la jugada. Stuani, finalmente, cumplió el refrán: penalti que no era, se falla.

Posteriormente, tras la finalización del duelo, Gabriel Martínez fue expulsado, tal y como refleja el acta, por dirigirse al árbitro en los siguientes términos: "Siempre igual. Lleváis tres años robando". Sus palabras le pueden salir caras: se enfrenta a un sanción de cuatro a doce partidos si lo consideran un insulto grave. Esto dice el reglamento:

"Insultar, ofender o dirigirse en términos o actitudes injuriosas al árbitro principal, asistentes, cuarto árbitro, directivos o autoridades deportivas, salvo que constituya falta más grave, se sancionará con suspensión de cuatro a doce partidos".