BARCELONA

Luuk se sube al tren; Frenkie y Memphis empiezan a bajarse

Los holandeses del Barça dejan sensaciones distintas en la Supercopa y el delantero, tres goles en tres partidos, se gana su continuidad hasta final de temporada.

0
Luuk se sube al tren; Frenkie y Memphis empiezan a bajarse
ALBERT GEA REUTERS

Más de uno le debe una disculpa a Luuk de Jong, el delantero que durante meses fue carne de meme y a quien el club ha querido poner de patitas en la calle. "Tenemos que buscar una solución", le dijo a principios de diciembre Mateu Alemany a Monchi, ya que el Sevilla, club de procedencia, tiene voz y voto en el futuro del jugador si hay una cesión a un tercero. Pero a sabiendas de que Xavi no le quería y que el club le buscaba acomodo, el ex jugador del PSV se ha hecho un hueco en silencio y con mucho mérito. Tres goles en sus últimos tres partidos (Mallorca, Granada y Real Madrid). En Riad, Luuk pesó menos en el juego, pero estuvo donde se le requería mientras estuvo en el campo.

Sus goles no van a caer en saco roto. Salvo sorpresa mayúscula, Luuk de Jong va a seguir hasta final de temporada porque los planes también se pueden cambiar y Xavi y Mateu Alemany han caído en la cuenta de que puede ser una buena ayuda, especialmente si no llega Morata, cuya llegada cada vez parece más difícil. De Jong, pues, se ha subido al tren con su sudor y una profesionalidad al alcance de pocos futbolistas. Y se ha ganado un cartel de jugador útil que muchos le quisieron quitar antes de tiempo.

No pueden decir lo mismo Frenkie de Jong y Memphis. Para ellos sí había reservado un sitio relevante en el equipo que su bajo rendimiento les está haciendo perder. El centrocampista jugó tocado, pero su falta de protagonismo, en relación con compañeros como Gavi y Pedri, que se elevan sobre los partidos, es sorprendente. De Jong vino con la obligación de ser el nuevo líder del centro del campo del Barça, pero los partidos le engullen y el runrún de un traspaso en verano, más viendo la nómina de centrocampistas que tiene el equipo, empieza a tomar fuerza como oportunidad para hacer una caja que permita reforzar otros puestos.

Algo similar pasa con Memphis, que estuvo más activo que en Granada en una posición de enlace, pero que no fue tan determinante como su compatriota y que empezará a tener difícil el encaje con el regreso de Ansu y la llegada de Ferran Torres. Desde Italia ha empezado a sonar con fuerza la posibilidad de que entre en la operación Morata y termine en la Juventus. Suceda o no, el jugador se sabe discutido y en un escenario distinto al de principio de temporada. Queda por saber ahora si bajará los brazos o, como ha hecho Luuk de Jong, trabaja por darle la vuelta a una situación que no pinta bien para él ni para Frenkie.