CELTA

Aprobados y suspensos del Celta: Los olívicos siguen de baja

El conjunto de Coudet no se presentó en el Reale Arena tres días después del ridículo en Copa. Dituro y Nolito, los únicos que se salvan de la quema.

0
Hugo Mallo pugna por el balón con Oyarzabal
AMAIA ZABALO DIARIO AS

El equipo vigués firmó un pésimo partido en San Sebastián para cerrar una semana negra después de la eliminación copera ante el Atlético Baleares. Superados en todo momento por la Real, no realizaron ni un solo disparo a puerta en noventa minutos.

 

Dituro: Mantuvo al Celta en el partido con dos paradas de mérito. Incluso evitó el tanto de Oyarzabal en primera instancia, pero después ya no pudo hacer nada en el rechace.

Mallo: El capitán atraviesa por uno de sus peores momentos. Inestable en defensa, desquiciado en cada acción e inoperante en ataque. Le falta mucha templanza en todas las jugadas.

Aidoo: Superado en todas las acciones a balón parado. Una sombra del jugador que tan buen rendimiento dio en las últimas semanas. Se contagió de la dejadez del resto del equipo.

Araújo: Fue titular después de superar el coronavirus, algo que luego Coudet utilizó de excusa para justificar la derrota. Rompe el fuera de juego de forma clamorosa en la acción del gol. Muy lento.

Galán: Uno de sus peores partidos con la camiseta del Celta. Sufrió mucho por su costado y no ofreció una salida en ataque. No estuvo nada inspirado para amenazar con sus incorporaciones.

Beltrán: Se vio desbordado en el centro del campo. Merino y Rafinha le ganaron la partida en todo momento. Le costó mucho encontrar una salida para sacar el balón jugado.

Brais: No fue su día. No encontró la forma de explotar su talento. Impreciso y sin ideas en ataque, apenas desbordó ni se asoció con criterio con sus compañeros.

Denis: Desaparecido en combate. No ayudó lo suficiente a Beltrán para ganar la batalla en el centro del campo ni se le iluminó la bombilla para dar el último pase. Curiosamente, Coudet le sustituyó cuando más empezaba a entrar en juego.

Cervi: Sale en la foto del gol realista, con una pérdida incomprensible en el centro del campo. No aportó absolutamente nada en ataque. Se limitó a correr sin sentido.

Aspas: Desesperado ante la falta de balones en condiciones. Tuvo que bajar a recibir el balón para intentar iniciar él la jugada, pero ni por esas. Tuvo una de las pocas oportunidades celestes con un disparo con la diestra que se fue al lateral de la red.

Mina: Su única aparición fue ya en el tiempo de descuento, con un cabezazo dentro del área que se marchó alta. Tuvo cero incidencia en el juego del equipo. Ni siquiera aportó su habitual trabajo sucio.

Nolito (entró por Cervi): El único futbolista de campo que tuvo las ideas claras. Jugó por dentro para dejar el carril libre a Galán y sus jugadas siempre tenían sentido. Puso un buen centro a Santi Mina en la última acción del partido.

Galhardo (entró por Denis): Vio una amarilla por protestar cuando estaba calentando y poco más. Fue el único que consiguió ganar algún balón aéreo en el centro del campo.