NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

INGLATERRA

Agüero hizo que una leyenda del United desease estar retirado

Paul Scholes ha reconocido que lamenta no haber colgado las botas tras el icónico tanto del argentino con el City en 2012 que entregó la Premier a los citizens.

Actualizado a
Sergio Agüero celebra un gol con el City.
DARREN STAPLESREUTERS

"Balotelli... Agueroooooooooooo", gritaba Martin Tyler, famoso narrador británico, cuando el 12 de mayo de 2012, el Kun convertía una pesadilla en el mejor de los sueños para la hinchada del Manchester City. Los Skyblue llegaban a la última jornada con ventaja sobre su archienemigo, el United, y recibían en el Etihad al Queens Park Rangers. Todo parecía idílico, pero el guion de la noche bien mereció el Oscar. Zabaleta adelantó a los locales, pero Cissé y Mackie le dieron la vuelta. Los Diablos Rojos habían ganado su encuentro ante el Sunderland y en el 90', tenían la Premier en el bolsillo.

En ese momento, los jugadores de United fijaron su mirada en la pantalla del estadio de los Saints, sintiéndose campeones. Necesitaban dos goles en el descuento los de Mancini, y llegaron. Primero Dzeko y después ese "Agueroooooo". Unos minutos de locura que llevaron la primera Premier League a la vitrina del City y llenaron de desolación red devil el Stadium of Light. Paul Scholes, icono histórico del United, se lamentó no haber estado retirado en ese momento. A pesar de haber logrado ganar un título liguero tras esto, ha reconocido en el programa 'What I Wore' de BT Sports que debería haber dejado las botas colgadas el curso anterior: se retiró a final de la 2010-11, pero volvió a los terrenos de juego para su retirada definitiva en 2013.

Segundas partes nunca fueron buenas

"Fuimos al estadio del Sunderland y pensábamos que el campeonato se había ido. El City tenía que ganar al QPR en casa y eso no era problema, es algo que iba a pasar. Pero acabamos nuestro partido e iban perdiendo 2-1 con dos minutos y pico por delante", explica mientras su entrevistador sostiene la elástica de Agüero esa fatídica noche (para el United). "No puedo creer que la hayas sacado (la camiseta), no puedo verla, no puedo escucharlo (la narración del gol)...", añade, antes de continuar su lamento.

"Debía seguir adelante, pero fue un error hacerlo. Definitivamente, un gran error. Recuerdo dos o tres partidos esa temporada siguiente que pensé, '¿qué he hecho?'", reconoce. Tras perder la final de la Champions de 2011 ante el Barça dio un paso al lado, pero tras no disfrutar fuera del campo, pidió a sir Alex Ferguson regresar. Lo hizo en enero de 2012, siendo parte importante del plantel que se quedó en la orilla ese curso y ganando su última Premier una campaña después. Sin embargo, el amargor experimentado en esa última jornada de la 2011-12 supera la alegría posterior. Segundas partes nunca fueron buenas, dicen, y Paul Scholes da buena fe de ello.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?