ATLÉTICO DE MADRID

Simeone y el mercado invernal

El Cholo todos los años ha tenido refuerzos en enero (13), salvo en 2017 cuando lo impedía una sanción de la FIFA. El Atlético está a expensas de posibles salidas.

0
Carrasco, Dembélé, Torres y Diego, fichajes invernales del Atlético.
AS

El Atlético abre el año 2022 inmerso en la peor racha de derrotas en Liga desde la llegada de Simeone al banquillo hace justo una década. Y el 1 de enero se abre un mercado invernal que tradicionalmente ha sido muy frecuentado por el club colchonero a la hora de solucionar problemas y carencias.

Tanto es así que en todos los inviernos con Simeone al frente ha llegado al menos un refuerzo, salvo en enero de 2017 cuando una sanción de la FIFA impedía inscribir jugadores. Habitualmente en busca de jugadores ofensivos que paliasen la falta de gol, este enero se presenta muy diferente, ya que las carencias se han producido en defensa. Las lesiones y la escasez de efectivos han provocado que jugadores como Kondogbia o Llorente tengan que ejercer como parches en la zaga. Sin embargo, el Atlético no podrá realizar ningún fichaje en este mercado invernal si antes no sale ningún jugador de su plantilla. El club está pendiente del futuro de jugadores como Herrera o Trippier. Hasta ahora, estos han sido las 13 incorporaciones invernales con Simeone en el banquillo.

Enero de 2021: Moussa Dembélé

Hace un año, sin necesidad de llegar todavía a enero, Diego Costa vio como las puertas de la titularidad se le habían ido cerrando con la presencia de Luis Suárez por delante y unos problemas familiares le empujaron a rescindir su contrato para marcharse a su Brasil natal. El Atlético dominaba LaLiga con puño de hierro, pero necesitaba otro punta que diese aire a Suárez. Tras mucho buscar, el elegido fue Moussa Dembélé, cedido con opción de compra desde el Olympique de Lyon. El delantero francés, que se integró bien en el vestuario y siempre deja muestras de cariño por el Atlético en redes sociales, tuvo mala suerte y apenas pudo aportar. Primero el coronavirus y posteriormente un desmayo antes de iniciar un entrenamiento le recortaron minutos y un posible papel más protagonista. Dembélé acabó su cesión con 140 minutos disputados en siete partidos (cinco de Liga y dos de Champions), viendo como David Soria le quitaba la oportunidad de estrenarse como goleador contra el Getafe. Su mejor foto de rojiblanco: el salto ante el remate de Suárez para remontar a Osasuna en la penúltima jornada de Liga.

Enero de 2020: Carrasco

Una de las grandes incorporaciones invernales posiblemente de toda la historia del Atlético. Yannick Carrasco regresó al club el 31 de enero de 2020 en el último día de mercado. Se había intentado hasta última hora poder firmar a Cavani, pero ante la imposibilidad de sumar al uruguayo, el elegido fue el belga, que dos años atrás se había marchado a China. Y aunque le costó de partida, tras casi dos meses sin competir en el país asiático, desde el parón por la pandemia volvió a ser el jugador desequilibrante, con muchísima calidad y llegada de sus mejores días. En este nuevo Atlético se adaptó de maravilla a jugar como carrilero izquierdo y cada vez que puede acercarse al área rival y encarar a la defensa es todo un peligro. Uno de los mejores jugadores del Atlético en este año 2021, clave en el título de Liga y uno de los más entonados en este mal inicio de campaña 2021-22.

Enero de 2019: Morata

También casi sobre la bocina, el día 28 de 2019, el Atlético anuncia oficialmente la llegada de Álvaro Morata como cedido por el Chelsea durante un año y medio, con una opción de compra que el Atleti acabó ejerciendo. El equipo rojiblanco consiguió ceñirse al presupuesto otorgado por LaLiga con la salida de Gelson cedido al Mónaco y el traspaso de Jonny al Wolverhampton, donde ya jugaba a préstamo. Pese a su pasado madridista, Morata se decantaba por el Atlético, club en el que ya militó en las categorías inferiores y donde tenía el gran respaldo de Simeone como valedor de su incorporación. Desde el primer día fue importante. De enero a junio hizo seis tantos en 17 partidos y la temporada siguiente 16, 12 de ellos en Liga para ser el máximo anotador del equipo con diferencia. Pero, en el verano de 2020, el Atlético se lanzó a por el fichaje de Luis Suárez, que había estado a punto de ir a la Juventus y el propio equipo italiano consiguió el regreso de Morata. Al acabar la presente temporada el conjunto de Turín debe decidir si ejerce la opción de compra por el punta tras dos años de cesión o le devuelve al Atlético.

Enero de 2018: Diego Costa y Vitolo

Con la llegada del mercado invernal finaliza la sanción de la FIFA al Atlético, que por fin puede inscribir a Diego Costa y Vitolo. Sus fichajes se habían cerrado antes, pero no tenían la opción de vestir la rojiblanca hasta enero. El ariete regresaba al club después de tres temporadas en el Chelsea, a donde se marchó tras LaLiga (2013-14). Un enfrentamiento con Antonio Conte para forzar su salida le lleva a estar seis meses parado antes de volver a jugar con el Atlético. Su última etapa estuvo marcada por las lesiones y las sanciones, que le impidieron tener continuidad. Aunque participó de forma determinante en la consecución de la Europa League y de la Supercopa de Europa, donde logró un doblete ante el Real Madrid. Pese a marcharse en diciembre de 2020, también tuvo su papel inicial en el pasado título de Liga. Vitolo por su parte cerró su fichaje en verano con una gran polémica mientras el Sevilla trabajaba su renovación. El Atlético pagó su cláusula de 36 millones y Vitolo jugó hasta enero cedido en Las Palmas. Como rojiblanco no ha podido brillar y siempre que ha llegado a ser importante le han castigado los problemas musculares. Actualmente se encuentra cedido en el Getafe, donde también está siendo pasto de las lesiones.

Morata, refuerzo invernal de 2019, sustituye a Diego Costa, que fue inscrito en enero de 2018, aunque había fichado meses antes.

Enero de 2017

La sanción de la FIFA de un año impide al Atlético inscribir jugadores.

Enero de 2016: Augusto y Kranevitter

El Atlético se ve obligado a acudir al mercado ante la baja de larga duración de Tiago (ilustre refuerzo invernal allá por enero de 2010). Llegan Augusto Fernández desde el Celta y Kranevitter de River. El primero se asentó rápidamente, uno de los fichajes que menos tiempo ha necesitado para hacerse a la idea del Cholo y fue capital en el pivote para que el Atlético alcanzase la final de la Champions. Jugaría un total de dos años, hasta salir en enero de 2018 a China con 34 partidos disputados. Una lesión de rodilla truncó su segundo curso de colchonero. Su joven compatriota Kranevitter no tuvo tanta suerte y sus apariciones fueron más esporádicas. Tras seis meses en plantilla (11 encuentros) y varias cesiones, saldría traspasado al Zenit, donde tampoco pudo brillar. Actualmente milita en el Club de Fútbol Monterrey mexicano.

Enero de 2015: Torres y Cani

El deseo de la afición se hace realidad y Fernando Torres vuelve al Atlético, que aprovecha su poca participación en Milán para intercambiarle por Cerci. El regreso del hijo pródigo fue el mejor regalo de Reyes para muchos atléticos, que no dudaron en llenar el Vicente Calderón el 4 de enero de 2015 en su presentación oficial. Unas 45.000 personas coparon las gradas del antiguo estadio rojiblanco para volver a ver a su niño con la camiseta atlética. En sus tres temporadas y media fue una pieza importante para Simeone, siempre iniciando el curso de teórico suplente, pero acabando haciéndose con el puesto, final de Champions de 2016 incluida. Sus dos primeros goles en su vuelta fueron al Madrid en el Santiago Bernabéu. Disputa 160 partidos y consigue 38 goles, dos de ellos en una despedida que ya es historia del Wanda Metropolitano. A la par firmó una cesión de seis meses Cani, llegada sorpresa que prácticamente no tuvo protagonismo. Jugó seis partidos y tuvo su gran oportunidad con su titularidad en octavos de Champions ante el Bayer Leverkusen.

Enero de 2014: Sosa y Diego

El Atlético se hace con el título de Liga con dos jugadores incorporados en enero, Diego Ribas y el Principito Sosa. El primero tiene menos protagonismo que en la 2011-12, cuando había sido un jugador muy importante dirigiendo el ataque rojiblanco desde la mediapunta. En su segunda etapa no se hace con un sitio de titular, pero logra un gol capital en la ida de cuartos de final de la Champions contra el Barcelona en el Camp Nou con un disparo desde 30 metros. Acaba con dos goles en 19 partidos. Sosa fue el encargado de servir varios goles capitales a balón parado, con el golpeo desde el córner como mejor virtud. Tras caer en la final de Champions, ninguno de los dos continuó al finalizar su cesión.

Enero de 2013: Insúa

Simeone busca reforzar su lateral izquierdo y lo hace con Emiliano Insúa. Suplente de Filipe, cumple con su cometido de participar con consistencia en las ausencias del brasileño. Se mantiene en la plantilla durante un año y medio como colchonero antes de salir en busca de protagonismo. En total, viste la camiseta del Atlético 17 veces antes de marcharse cedido al Rayo.

Enero de 2012: Fran Mérida

El Cholo llega al banquillo del Atlético y ve como, pese a su intención de contar con Reyes, el andaluz decide salir y regresar al Sevilla. Sin grandes dispendios, el primer refuerzo invernal para Simeone se trata de un Fran Mérida que se encontraba cedido sin excesiva participación en el Sporting de Braga. El préstamo con el club portugués se clausura en enero para tener de vuelta al centrocampista zurdo, que apenas participaría en tres encuentros de Liga saliendo desde el banquillo. En ese enero de 2012 el Atlético también anunció que compraba el pase definitivo de Pizzi, firmado en verano como cedido por el propio Sporting de Braga y que, después de acabar la temporada, fue enlazando cesiones antes de salir traspasado al Benfica.