ITALIA

Pedro goleador, Luis Alberto 'Mago': Sarri tiene joyas españolas

El ex del Barça está imparable en este curso (ocho goles y cuatro asistencias) y el mediocampista ha vuelto a demostrar su enorme talento en los últimos dos partidos.

0
Pedro goleador, Luis Alberto 'Mago': Sarri tiene joyas españolas
Paolo Bruno Getty Images

En la Lazio todavía no vieron la 'belleza' que se esperaba con la llegada de Maurizio Sarri. Hubo momentos positivos, pero esta primera vuelta de los biancocelesti fue repleta de altibajos: desde la alegría por el derbi ganado con la Roma, a la depresión por las dos derrotas seguidas con Juventus y Nápoles.

La adaptación del ex del Chelsea está costando tiempo y puntos, pero la clasificación permite seguir teniendo ambiciones. Los romanos marchan octavos, a un punto de la zona Europa y siete de los puestos de Champions.

Las dos victorias consecutivas ante Genoa y Venecia sirvieron para vivir una Navidad tranquila y llegaron también gracias a dos firmas españolas, Pedro y Luis Alberto.

El canario está viviendo una nueva juventud con el técnico italiano, que se enamoró de él en el Chelsea y lo quiso a toda costa. Pensar en cómo lo dejó salir la Roma parece absurdo viendo sus números. En este curso suma ya ocho goles, cuatro asistencias y ha demostrado un excepcional estado de forma física, saliendo de inicio en 18 jornadas sobre 19 en el Calcio. Solo le hizo falta la mitad de esta temporada para tener registros mejores de las anteriores dos, y como siga con este ritmo el delantero alcanzará los niveles de los mejores años de su carrera. Impresionante. Sarri le utiliza en ambos costados de su delantera y está encantando con su rendimiento en las dos fases. Con él fue amor a primera vista desde Londres, mientras que con Luis Alberto hizo falta más paciencia.

El mediocampista no tuvo un arranque de curso sencillo, y el propio técnico reconoció ayer que hace cuatro meses peleó con él, "pero solo una vez". El entrenador considera difícil su coexistencia con Milinkovic-Savic y por esa razón el español empezó los últimos dos partidos en el banquillo.

Su impacto como revulsivo ha sido devastador: el domingo solo necesitó 27 minutos para firmar dos asistencias, y una de ellas dio la vuelta al mundo por su elegancia y su perfecta ejecución. Ayer, ante el Venecia, jugó todavía menos (un cuarto de hora) pero terminó una jugada combinando justo con Milinkovic y firmó el 3-1 que sentenció la contienda.

A pesar de las dificultades, sus registros son positivos (tres goles y seis asistencias) y las jugadas de los últimos choques demuestran que su 'magia' sigue intacta. El reto de Sarri, para 2022, será aprovechar su talento junto con el de Milinkovic-Savic, recuperando una conexión que siempre funcionó y acabando con los rumores de mercado sobre ambos.