BARCELONA

Coutinho, pretendiente inesperado

Entre los interesados en el brasileño, según 'Mundo Deportivo', está un Everton que es la némesis del Liverpool que le instaló en la élite definitivamente.

0
Coutinho.
RODOLFO MOLINA DIARIO AS

Uno de los 'señalados' por Xavi, tal y como informó este periódico, es Philippe Coutinho. El brasileño ha gozado de un sinfín de oportunidades desde que llegase en enero de 2018 convertido en el fichaje más caro de la historia del club. Además, tras las últimas salidas, lidera la escala salarial blaugrana con unos 22 millones de euros por temporada. Con contrato hasta 2023 y sin confianza en su recuperación, en la Ciudad Condal suspiran por una oferta que les permita sacar algo de rédito económico a su adiós.

Parecía que ese clavo ardiendo sería el Newcastle, desde que se convirtió en el nuevo rico del fútbol, o el propio Liverpool, a quien le puede el recuerdo de lo que fue en Anfield y, tal y como se ha publicado en Inglaterra, han llegado a barajar su contratación. Sin embargo, según Mundo Deportivo, hay un tercer equipo con el que los agentes del jugador se han reunido: el Everton de Rafa Benítez.

De ídolo a traidor

Toffees y Reds comparten ciudad, Liverpool, y su rivalidad convertiría a Coutinho automáticamente en un traidor, tras ser ídolo en Anfield. El derby de Merseyside ganaría un ingrediente extra para añadirle aún más picante a uno de los partidos más explosivos de Inglaterra. Además, el interés del Everton en el mediapunta del Barça demuestra que en las oficinas de Goodison Park no tienen las mismas reservas que sí tienen sus parroquianos a abrir las puertas a profesionales con pasado en el gran rival: Rafa Benítez es el gran ejemplo. Sea como fuere, se trata de un pretendiente inesperado.

Este curso, tras recuperarse de la lesión que le apartó de los terrenos de juego la temporada pasada cuando había brotes verdes con Koeman, también ha tenido oportunidades. Sin embargo, en los 608 minutos, repartidos en 16 partidos, que ha disputado no ha conseguido ganarse el respaldo de Xavi, que tiene claro que su nuevo proyecto no contará con el de Rio de Janeiro en sus filas. Cuando Cesc, ídolo del Arsenal, fichó por el Chelsea quemaron sus camisetas, ¿correrían las de Coutinho la misma suerte si se marcha al Everton?