INGLATERRA

Expediente Adama

El atacante español de los Wolves no ha marcado ni ha dado una asistencia en los 17 partidos que ha disputado en la temporada 2021/22. Su último gol fue en mayo.

0

Algo pasa con Adama Traoré en el Wolverhampton. El futbolista atraviesa una mala racha con los Wolves: desde mayo no ha marcado un gol y desde abril no reparte una asistencia. El atacante parece haber perdido su olfato goleador al no ver portería ni dar un pase de gol a un compañero en los 18 partidos que ha disputado en la temporada 2021/2022 entre Premier League y Carabao Cup.

El atacante, que llegó a ser internacional con España en ocho partidos, ve como se ha apagado su luz en la máxima competición inglesa. Lejos queda aquella temporada 19/20 en la que Adama hizo seis goles y repartió 12 asistencias en 54 partidos. Entre ellos los dos encuentros en los que el Wolverhampton se impuso al Manchester City con tres goles del extremo, dos en el Etihad y uno en el Molineux. Pep Guardiola se rindió ante el talento y la velocidad del futbolista: "¡Es una moto! Es casi imposible. Nadie puede con ese ritmo". Adama vivía su mejor temporada como futbolista. Aquella que le llevó a estar valorado en 40 millones de euros para el portal especializado Transfermarkt.

Adama tiene contrato con los Wolves hasta junio de 2023, pero en Inglaterra ya se empiezan a preguntar si a falta de año y medio para que finalice su vínculo el club inglés se plantearía su salida en el próximo mercado invernal. El Liverpool lo tiene en su agenda.

La carrera del atacante ha discurrido entre España e Inglaterra. El futbolista de L'Hospitalet de Llobregat debutó con 17 años con el primer equipo del Barcelona el 26 de noviembre de 2013 ante el Ajax en la Champions. Tras pasar por el juvenil, el Barça B y un par de participaciones más con el Barcelona dio un cambio en su trayectoria y se marchó a Inglaterra en 2015. En la Premier League comenzó jugando en el Aston Villa donde demostró su velocidad, sin embargo, su escasa fortuna de cara a puerta, un gol y dos asistencias en 18 encuentros, le llevaron a cambiar de equipo e incorporarse al Middlesbrough. Con el Boro bajó a los infiernos de la Championship de los que emergió con más fuerza y goles, en concreto cinco tantos y 12 asistencias en 40 partidos. Adama se convertía en el fichaje más caro de la historia del Wolverhampton con 20 millones de euros, la puerta de la Premier volvía a abrirse para el español.

La vuelta de Adama no fue sencilla, pero con el trabajo y la ayuda de Nuno Espirito Santo, su entonces entrenador, alcanzó sus mejores registros en la Premier en la temporada 2019/20. Fue entonces cuando tras 17 partidos eran el séptimo equipo más goleador con 24 dianas, mientras que ahora son el penúltimo con 13 tantos. Estos buenos datos llegaron gracias a la buena conexión de Adama con Raúl Jiménez. El mexicano asistió en tres de los cuatro goles que marcó el español y le devolvió el favor con siete pases de gol en los 17 tantos que anotó.

La temporada 20/21 parecía el mejor escaparate para el jugador, sin embargo, no marcó ni asistió hasta marzo y para colmo de males perdía a su mejor socio, Raúl Jiménez tuvo una lesión en la cabeza. La salida de Nuno del banquillo y la llegada de Bruno Lage ha llevado a Adama a tener un rol más secundario en el equipo. Ya no es titular indiscutible a pesar de haber salido de inicio en 10 de los 16 partidos de la Premier que ha jugado y su rendimiento ha bajado hasta el punto que contra el Manchester City tocó el balón menos veces que José Sa, portero del Wolves, con 24 por 50. Adama ha pasado de ser una de las sensaciones en Inglaterra a no ver portería. Todo un expediente X.