INGLATERRA

El Chelsea frena su primera fuga

Thiago Silva está muy cerca de extender su contrato con los blues hasta junio de 2023, según Fabrizio Romano. Un problema menos en defensa para Tuchel.

0
Thiago Silva.
Marc Atkins Getty Images

Thomas Tuchel está a punto de tachar uno de sus problemas de la tarea de asuntos por resolver. Thiago Silva, a sus 37 años, está muy cerca de renovar su contrato con el Chelsea. Así lo detalla Fabrizio Romano. El especialista en el mercado de fichajes añade que el nuevo acuerdo "es cuestión de tiempo" y le vinculará a la entidad londinense hasta junio de 2023. Es decir, a algo más de dos meses (nació el 22 de septiembre) de cumplir los 39 años. Pero, como tantos otros futbolistas últimamente, el de Rio de Janeiro parece tener el cuentakilómetros averiado y aún le quedan clases defensivas por impartir.

Con el futuro de Rüdiger más que tambaleante, y el Christensen y Azpilicueta también entre interrogantes, pues todos quedan libres a final de curso y no han renovado, la continuidad de Thiago Silva supone un soplo de aire fresco para el técnico de Krumbach. Ha demostrado desde que llegase procedente del PSG que sigue teniendo nivel de sobra para rendir al más alto nivel. De hecho, fue fundamental en la consecución de la Champions League que Azpilicueta elevó a los cielos. La rocosa retaguardia fue crucial para ir desactivando minas y el ex del PSG fue una vértebra indispensable del esquema: titular en todos los partidos de cuartos de final en adelante (una lesión le hizo abandonar la final ante el City de forma prematura, a los 39 minutos).

Denostado en el PSG

Curiosamente, su potencial renovación coincide en el tiempo con los quebraderos de cabeza que tiene Mauricio Pochettino para dotar de robustez a su defensa. Sergio Ramos solamente ha disputado 90 minutos desde su aterrizaje en París. Kimpembe está teniendo un curso sombrío, especialmente en la máxima competición continental y Achraf se quejó hace poco en privado de la falta de estructura defensiva y de solidaridad dentro del equipo. Ahora, contar con Thiago Silva sería un regalo, pero en su día decidieron dejarle marchar. Tanto a él como a Tuchel...

Y de esto último se acordó nuestro protagonista tras ganar la Orejona, dejando claro que la decisión de abandonar el Parque de los Príncipes no fue consensuada. Ni con él, ni con su técnico en el PSG por aquel entonces y arquitecto de este Chelsea sin fisuras: "La llegada de Tuchel aquí ha cambiado muchas cosas. Lo merecíamos y aquí estamos. Esto no es una revancha en comparación con el PSG. Ellos tomaron la decisión de dejarme ir y echar a Tuchel. Es difícil de explicar, pero es su elección... Fue algo muy triste para mí, pero lo importante es que estamos aquí con el Chelsea".

Clave en el Chelsea

Denostado en el conjunto parisino, en Londres aterrizó de pie. Lampard le dio las llaves de la defensa y Tuchel no se las arrebató. 34 partidos disputados el curso pasado, los problemas físicos le impidieron completar alguno más. Favorecido por el esquema de tres centrales que le permite estar protegido por la exhuberancia física de Rüdiger, la solvencia de Christensen y la experiencia y el tanque de combustible inagotable de Azpilicueta, esta temporada sigue la misma línea.

Su balance estadístico.

Ha sido titular en las cinco primeras jornadas de Champions, solo se perdió el último partido ante el Zenit por tener asegurada la clasificación. Sin él, casualidades del destino, recibieron tres goles y el empate (3-3) les hizo perder el primer puesto. Thiago Silva es feliz en el Chelsea y el Chelsea es feliz de contar con Thiago Silva. Un binomio que está a punto de sellarse por un año más.