ATLÉTICO DE MADRID

Koke se adueña del balón

El capitán del Atlético de Madrid es indiscutible para Simeone y en Cádiz demostró por qué: impulsó a Llorente en la banda y alcanzó el récord de pases buenos en lo que va de Liga.

0
Koke da instrucciones durante el Cádiz-Atlético.
AFP7 vía Europa Press AFP7 vía Europa Press

Para Simeone hay muchos jugadores clave, pero algunos son algo más, tan importantes que prácticamente no descansan. Uno de ellos es Koke, fijo en el centro del campo, aunque sus compañeros y su posición en el campo varíen. El capitán ha alternado actuaciones notables con otras más grises, y en Cádiz dio una lección de cómo se gobierna un partido, especialmente en la segunda mitad. Cuando Koke agarró el balón, su equipo disfrutó y los goles llegaron.

En el Mirandilla, Koke alcanzó el récord de pases buenos de lo que va de Liga, 112, igualado con Kroos (contra Osasuna) y Eric Garcia (contra el Levante). El 6 se movió como acostumbra ofreciendo un pase fácil a todos sus compañeros, aunque jugó más caído hacia la banda derecha, combinando con Llorente, lateral con mentalidad de ataque, y Lemar, que se metía hacia dentro desde esa banda. Por ese triángulo encontró salidas en muchas ocasiones el Atlético: Koke mandó, Llorente llegó muchas veces a posiciones para hacer centros peligrosos (como la asistencia del 0-2) y Lemar se gustó liberado de ciertas responsabilidades defensivas.

Lemar, Llorente y un nuevo socio, De Paul

Koke brilló como medio centro junto a Lemar y Llorente la pasada temporada, en una posición que no parecía la suya, pues siempre había jugado escoltado, como por ejemplo en la Selección, con Busquets o Rodrigo. Sus cifras de goles y asistencias con el Atleti se resintieron, pero su peso en el equipo campeón fue mucho mayor. Ahora tiene un nuevo socio, De Paul, que le ayuda en la tarea. Pero el más indiscutible de todos es Koke.

Ante el Mallorca, Simeone planea ciertas rotaciones para dar un respiro antes de la ‘final’ de Oporto. Pero entre las incógnitas no está Koke. El capitán apunta al once, con De Paul y con Herrera o Kondogbia. Parece que Lemar descansará y que a Llorente, de nuevo, le tocará ocupar el lateral derecho. Al 14 no le entusiasma, pero allí estará Koke para ayudarle, como hace con todos sus compañeros. Simeone cuenta con él a tope para lo que viene por delante…