Unión Adarve ADA
23
Álvaro Portero 29', 49'
Lugo LUG
24
Joselu 34', Manu Barreiro 40' (p)
Final

COPA | ADARVE 2 - LUGO 3 (3-4)

El Lugo doblega en los penaltis a una Unión Adarve superior

Los madrileños fueron mejores durante todo el partido. Portero, con dos goles, y Guille, figuras de los “Lobos”. El Lugo sufrió para clasificarse.

0
El Lugo doblega en los penaltis a una Unión Adarve superior

Las primeras rondas de Copa siempre tienen sorpresas. Para los equipos de Primera y Segunda son una trampa de la que sacan poco pero pueden dejarse mucho, sobre todo en imagen. Para los más humildes, sin embargo, estos duelos son un lugar donde mostrarse, donde reivindicarse y donde dar un puñetazo en la mesa. Lo entendió a la perfección la Unión Adarve, que convirtió

el Vicente Del Bosque en un auténtico infierno para un Lugo que ni entendió el partido, ni encontró el ritmo para imponerse a los del barrio de El Pilar. Respecto al juego, mejor dejar caer un piadoso velo, porque cuando te enfrentas a un rival dos categorías inferior a lo mejor no se puede pedir la excelencia, pero si tener un mínimo de control. No lo tuvo.

Mientras Albés plantaba en el verde (sintético) una mezcla de veteranos, meritorios y canteranos, el Adarve si demostró tener una idea clara que ejecutar. Sencilla, pero efectiva. Los lobos hacían honor a su apodo y mordían, apretaban y buscaban la espalda de una defensa lucense que hacía aguas. Portero, más delantero que nunca, adelantó a los suyos tras plantarse totalmente solo ante Whalley. Tiró el Lugo entonces de dignidad y le dio la vuelta antes del descanso con un gol de Joselu, que remató un buen centro de Sebas Moyano, y Barreiro que ajustó de penalty.

La segunda parte no cambió el escenario. La Unión Adarve prosiguió con su plan como un martillo, presionando, corriendo y buscando la portería rival. Cuatro minutos tardó Portero en marcar su segundo gol en un error defensivo del Lugo, otro más, que le permitió rematar solo para empatar. El partido siguió siendo local ante un Lugo desaparecido, que no fue quien de oponer ni posesión, ni ataque ni juego. Hubo prórroga, donde la Unión Adarve reventó un balón al larguero y Rama lanzó una falta que permitió lucirse a Guille, excepcional durante todo el partido. Al final, solo los penaltis doblegaron el espíritu de una Unión Adarve que puso todo lo que tenía y que a punto estuvo de llevarse el partido. Honor para ellos.