FRANCIA

El tridente ofensivo parte al PSG

El miércoles, contra el City, quedó evidenciado que jugar con tres jugadores que no defienden en ningún momento puede ser un problema para aspirar a la Champions.

0

El equipo de ensueño que formó Al Khelaïfi en verano, juntando a Neymar, Messi y Mbappé en ataque y fichando a jugadores de renombre como Ramos, Achraf o Donnarumma, no está surtiendo efecto esta temporada, al menos en la Champions League. El PSG volvió a ser un equipo endeble en defensa este miércoles contra el Manchester City, sobre todo por la falta de participación defensiva del trío ofensivo que es inamovible, hasta la fecha, para Pochettino.

Una de las imágenes que más se sucedió en el partido del Etihad fue la de Neymar, Mbappé y Messi defendiendo con la mirada. Los tres no hicieron ni un amago para ayudar a sus compañeros en tareas defensivas y eso, para un equipo que aspira a ganar la Champions League, es prácticamente inviable. A Pochettino le funcionó en el Parque de los Príncipes contra el City (2-0), pero fue un espejismo. De los tres encuentros que ha disputado el PSG fuera de París esta temporada en la Champions, los parisinos solo han podido sumar dos puntos de nueve posibles, en una clara muestra de las carencias que tiene el equipo a la hora de defender ante rivales que destacan por el talento colectivo.

Ante el City, el PSG estuvo cerca de obrar un milagro tras el gol de Mbappé. Los de Pochettino corrieron 6 kilómetros menos que su rival (105 kilómetros contra 111), personalizándose esa falta de intensidad en Messi y Mbappé, que únicamente corrieron 8 kilómetros y defendieron la mayor parte del partido andando. "No hubo nada de presión, de movimientos, fue chocante", se lamentaba Emmanuel Petit, comentarista de RMC Sport, al final de la contienda en el Etihad. Por su parte, Henry, comentarista de CBS, fue todavía más contundente a la hora de referirse al PSG: "Si quieres ganar la Champions, poco importa quién seas. El equipo que quiera ganar la competición debe poner a sus tres delanteros a defender sin balón".

La pregunta es, ¿sentará Pochettino a alguno de los tres cracks? La respuesta parece evidente: no lo hará. En rueda de prensa, el técnico argentino ha reiterado sistemáticamente que no hay motivos para sentar a ninguno de los tres atacantes porque son tres de los mejores jugadores del mundo. El exentrenador del Tottenham es consciente de la magnitud que podría alcanzar el dejar en el banquillo a una estrella y ha optado por seguir poniéndoles. Algo que ha perjudicado gravemente a Di María, máximo asistente de la historia del PSG y uno de los atacantes con más sacrificio defensivo de todo el equipo. De los últimos tres partidos, el Fideo ha jugado solo uno, el del miércoles en el Etihad, pero con una participación testimonial. Ante el Burdeos y el Nantes, Pochettino no le dio minutos y, para un jugador que ha sido tan importante durante el último lustro para el PSG, la falta de protagonismo no se entiende en Francia.

Otro de los focos del protagonismo de la derrota del PSG ha sido la de los laterales. Tanto Achraf como Nuno sufrieron bastante el bombardeo ofensivo del Manchester City, teniendo como principal explicación las inexistentes ayudas de Messi y Neymar en las transiciones defensivas. Con la inminente vuelta de Ramos, no se puede descartar que Pochettino pase a jugar con tres centrales para intentar tapar, en cierta medida, el hecho de jugar cada partido con tres jugadores que no quieren saber nada de defender.