REAL MADRID

Ancelotti se carga de razones

El Madrid juega en Tiraspol tras hacerse con el liderato de LaLiga. Modric, Kroos y Mendy, alguna de las claves para esta buena racha.

Madrid
0
Ancelotti se carga de razones
AFP

El Real Madrid ha agarrado el liderato de LaLiga después de atravesar a principios de octubre una mini-crisis. Desde que perdió 2-1 ante el Espanyol el 3 de octubre (venía de caer también contra el Sheriff en Champions), los de Ancelotti suman 13 puntos de 15 posibles y tres victorias consecutivas: Elche (1-2), Rayo (2-1) y Granada (1-4). Esta buena racha ha sido provocada por varios factores.

Kroos y Modric

Pasan los años y siguen siendo la clave de que el equipo funcione a nivel colectivo. Desde que Kroos regresó (se perdió el inicio de curso por una pubalgia), el equipo es otro. Ocho titularidades en nueve partidos y la posibilidad de descansar en los parones de selecciones (renunció a jugar con Alemania a pesar de que tiene 31 años). Al buen momento del alemán se ha unido el de Modric, incombustible. El croata encadena una gran actuación tras otra a sus 36 años.

Banquillo

En su anterior etapa en el banquillo blanco, Ancelotti pecó de tener una rotación muy corta. Por eso es fundamental que jugadores que no estaban siendo titulares, como Nacho y Asensio, hayan rendido a gran nivel cuando han tenido la oportunidad (los dos marcaron ante el Granada). Lo mismo ocurrió en otros encuentros con futbolistas como Mariano o Camavinga, que aprovecharon sus minutos. Carletto necesita tener al menos a 15 o 16 jugadores que se sientan titulares para poder dosificar con tranquilidad.

Sistema

“Estoy convencido de que este es el sistema en el que los jugadores están más cómodos”, dijo Ancelotti antes de jugar ante el Elche. Tras probar varios sistemas, entre ellos el 4-4-2, Carletto ha definido el 4-3-3 como el sistema que más va a utilizar. De momento, funciona. El gran perjudicado en este sistema es Hazard, a quien Ancelotti quiso reubicar en una posición más centrada pero que se queda sin hueco en la izquierda en un 4-3-3.

Mendy

El regreso del lateral zurdo terminó con la fragilidad defensiva del Madrid, puesto que por ese puesto pasaron tres jugadores (Nacho, Alaba y Miguel Gutiérrez) antes de que se recuperara el francés y ninguno convenció. El problema de Nacho es que el equipo pierde presencia en ataque, mientras que al desplazar a Alaba al lateral donde se produce el agujero es en el centro de la defensa. Por último, Miguel Gutiérrez sufre todavía en labores defensivas ante rivales de entidad.