REAL MADRID

Alaba, al rescate del Austria

El jugador del Madrid negocia junto a un grupo inversor para salvar al club en el que arrancó su carrera profesional, que debe pagar 12,5 millones antes del viernes.

0
Alaba, durante un partido del Real Madrid.
JESUS ALVAREZ ORIHUELA

Según informa la prensa austriaca, David Alaba está en conversaciones, junto con un grupo inversor, para entrar en el accionariado del Austria de Viena, el club en el que hizo su debut profesional antes de fichar por el Bayern de Múnich. El Austria está atravesando dificultades económicas, agravadas por la pandemia de COVID-19, y Alaba está dispuesto a poner de su bolsillo para arreglar la situación.

La situación es extrema, pues el Austria tiene que abonar 12,5 millones de euros antes del viernes, en concepto de deudas que vencen en ese momento y que si no se subsanan, podrían llevar a la bancarrota del club. Alaba, que ya es un consumado inversor en su país natal, con varios proyectos inmobiliarios en Viena financiados por él, se ha interesado en la situación para intentar que el Austria no caiga en el olvido.

Alaba, siempre ligado al Austria Viena

De hecho, en mayo ya compró el 2% del club en una ampliación de capital, permitiendo al Austria que ingresase medio millón de euros extra. Ahora, el club requiere un esfuerzo incluso mayor para intentar salvarse. Gerhard Krisch, miembro de la junta, lo explica: "La amenaza de insolvencia siempre está ahí, ahora tenemos que encontrar un inversor que nos apoye. Estamos en negociaciones muy detalladas en este asunto". La crisis económica le pasa también factura deportiva al club, que marcha séptimo en una liga de 12, a 22 puntos del líder, el Red Bull Salzburgo.

Alaba comenzó su carrera en el modesto SV Aspern, hasta que un ojeador del Austria Viena le captó tras verle jugando en una playa frente al Mar Tirreno, en Italia. Llegó al club en 2002, con diez años, y lo abandonó en 2008, con apenas 16 y tras haber sido convocado con el primer equipo y después de haber jugado cinco encuentros con el filial, pese a su juventud. El Bayern le sedujo y su carrera en la élite arrancó en Alemania, pero Alaba nunca se ha olvidado de sus orígenes y ahora quiere echar una mano al club que le lanzó a la fama.