INTERNACIONAL

El 'Messi israelí de La Masia' relata su caída: "Esperaban que metiera 50 goles al año"

Gai Assulin, a sus 30 años, está sin equipo después de ser cortado en la Serie D italiana. Thiago llegó a decir de él que era "el jugador de más talento que vio jamás en La Masía". Ahora se confiesa en The Guardian.

0
El 'Messi israelí de La Masia' relata su caída: "Esperaban que metiera 50 goles al año"

En febrero pasado Gai Assulin se enrolaba en el AC La Crema, un equipo de la Serie D Italiana, su decimotercer destino desde que dejara el filial del Barcelona en 2010. Con 12 años había entrado en la cantera del Barcelona, generando una increíble expectación. Era un talento descomunal, un extremo izquierdo diestro, de una técnica endiablada. Inmediatamente la comparación se construyó en La Masia. "El Messi israelí" llegó hasta el filial del Barcelona, a las órdenes de Guardiola antes de que este sucediera a Rijkaard. Assulin había sido un jugador importante para Pep en el filial y, en consecuencia, le hizo debutar con el primer equipo en la Copa. Su crecimiento entonces fue tan rápido como su caída después. Ahora, con 30 años, está sin equipo, después de que julio terminara su experiencia en Italia. Otro caso más devorado por la comparación con Messi.

Thiago Alcántara llegó a describir a Assulin como "el jugador más talentoso que he visto en La Masia". No era una exageración entonces. Pero todo falló. "A veces no es bueno que te lo tomes a la tremenda, ya que la expectativa es que vayas al campo y hagas lo mismo que Messi todo el tiempo. Cualquiera que fuera el club al que llegaba, me comparaban con Messi, por lo que pensaban que iba a ser Messi y que iba a marcar 50 goles al año, por eso la comparación en ese momento no fue positiva", relata Assulin en una entrevista en The Guardian, donde explica que está sin equipo a la espera de una nueva oportunidad.

En el Barcelona llegó a tener una cláusula de 20 millones sin haber cumplido los 18 años. "Todo lo que hice en mi carrera obviamente está relacionado con el fútbol que aprendí en el Barcelona y especialmente con Pep. Me mostró los movimientos y cómo estar tácticamente en el campo. Siempre que juego, trato de incluir esos elementos en mi juego; los movimientos, yendo uno contra uno, ayudando defensivamente al equipo, todo eso lo aprendí en Barcelona. Estaba muy feliz de aprender de los mejores", relata. Pero ha sido un deambular. En octubre de 2010 se quedó libre y acabó en la reserva del Manchester City. Y comenzó su tour en el que llegó a volver a España. Pasó por el Racing, el Granada, el Hércules, el Mallorca, el Sabadell...

En su país, jugó en el Happoel Tel Aviv, antes de volver al Sabadell y probar en el Kairat de Kazajistán junto a Arshavin. Rumanía fue su siguiente parada antes de verse sin equipo, antes de probar en Italia. Ahora, de nuevo, el dique seco. Gassulin vive en Stockport, cerca de Manchester, esperando alguna propuesta. "El fútbol es algo insustituible. Es lo que más amo en la vida y siempre lo amaré y lo haré siempre que pueda. Aunque ahora esté sin equipo, trato de jugar y de entrenar para hacerlo lo mejor que pueda (...) Ahora mismo, después de estar en tantos clubes, lo veo como algo positivo y lo tomo como algo que no se ha dicho de tantos jugadores. Messi es el mejor de la historia, así que es bueno que me comparen con él por algo que hice bien en aquel momento", sentencia orgulloso en The Guardian.