FRANCIA

Reunión Leonardo-Pochettino para discutir su futuro

Este lunes, el director deportivo fue al hotel del técnico en el que reside para pedirle explicaciones sobre los rumores de su salida al Manchester United.

0

El futuro de Mauricio Pochettino en el PSG sigue siendo un enigma cuyo desenlace todavía no está claro. Ayer, el técnico argentino aseguró en rueda de prensa estar feliz en París y normalizó los rumores que le sitúan en la órbita del Manchester United. Sin ir más lejos, el diario L'Équipe confirma hoy una reunión entre Leonardo y el santafesino el lunes en el hotel en el que reside actualmente el todavía entrenador del conjunto parisino.

Leonardo acudió al hotel, situado en el barrio 16 de París, para pedir explicaciones a Pochettino respecto a los rumores que habían salido en Inglaterra informando que su deseo era el de salir del PSG. Según informa L'Équipe, el técnico en ningún momento ha manifestado al club su deseo de dejar la capital francesa rumbo a Inglaterra y su única preocupación esta semana es el encuentro que disputa el PSG esta noche ante el Manchester City en el Etihad.

Hasta el momento, ningún medio descarta la posibilidad de que Pochettino deje el PSG a mitad de temporada para unirse al proyecto del Manchester United. Es evidente que el técnico no es feliz en París y en mayo ya estuvo cerca de dejar el club debido a las discrepancias que tiene con Leonardo, con el que no tiene una relación fluida y del que considera que tiene mucho peso en la toma de decisiones del club, algo que contrasta con su visión de la figura del entrenador dentro del mundo del fútbol, más orientada a la de un mánager que a la de un entrenador per se.

Los entrenadores del PSG, abrumados por los egos del vestuario

Entretanto, el diario Le Parisien, el más afín al PSG, ha sacado un artículo esta mañana agregando la poca autoridad que tienen los entrenadores que aterrizan en la capital francesa. El rotativo parisino subraya que, como Tuchel, Pochettino se ha quejado en privado de la falta de compromiso de algunos jugadores, además de las continuas concesiones de las que disponen, como las de saltarse varios entrenamientos por otro tipo de compromisos.

La falta de compromiso de los jugadores y el poco margen de maniobra de los técnicos en la toma de decisiones del proyecto provocan un malestar que desnaturaliza completamente a los entrenadores del PSG. Respecto a Emery, el entusiasmo desmesurado que siempre ha caracterizado al técnico español se vio reducido notablemente en París debido al alto ego del vestuario que prácticamente le impidieron implantar sus ideas.

Asimismo, Pochettino subrayaba la semana pasada en una entrevista a L'Équipe sus discrepancias con el PSG, afirmando que estaban en Paris no para aplicar sus ideas, sino para adaptarse a lo que demandaba el club con el único objetivo de ganar la Champions League. El exentrenador del Tottenham ha reiterado sistemáticamente en sus ruedas de prensa que lo único que vale en el conjunto parisino es ganar sin importar el cómo, algo que evidencia que ningún entrenador puede realmente implantar un estilo definido en París.

Le Parisien agrega, además, que muchos trabajadores dentro del PSG están molestos con la poca autoridad de los entrenadores del club, que rápidamente renuncian a sus ideas y no luchan por intentar hacer algo diferente. Desde Laurent Blanc, técnico que instauró un efectivo 4-3-3 al que le faltó únicamente picardía en Europa, ningún entrenador ha sabido resolver este problema. Pochettino no ha sido la excepción y es por ello por lo que el argentino quiere salir cuanto antes de París.