CÁDIZ

Sobrino: "El próximo gol lo celebraré como Kiko Narváez"

El futbolista del Cádiz afirma no estar obsesionado con marcar un gol, aunque lo está deseando y ya sabe cómo lo celebrará: con el arquero.

0
Sobrino: "El próximo gol lo celebraré como Kiko Narváez"
Diario AS Alvaro Rivero

Rubén Sobrino es un jugador clave en el once de Álvaro Cervera. Cayó de pie la pasada temporada cuando aterrizó en Cádiz y, ahora, vuelve a ser un fijo. El atacante ha concedido una entrevista a Canal Amarillo y ahí ha mostrado su lado más exigente y trabajador.

El futbolista destaca en primer lugar que se siente “muy querido por el cadismo. Al menos hasta el momento. Yo vine aquí después de una etapa en Valencia en la que no jugaba con asiduidad y aquí congenié de inmediato con todos. Tanto el Cádiz CF como su entorno transmiten una energía muy positiva”.

En cuanto al regreso del público a los estadios, Sobrino afirma que “faltaba ese empuje en los encuentros, se echaba de menos ese ambiente. Parece que poco a poco, pero el fútbol vuelve”. Y sobre la afición cadista comenta que “es espectacular porque no es un estadio muy grande, pero con una afición tan entregada y animosa parece que hay el doble de espectadores”.

Sobrino es muy exigente con su rendimiento y así lo expresa: “La ocasión tan clara que fallo ante el Mallorca yo sé que la tengo que marcar. Ahí no pongo paños calientes. Y es cierto que luego sufro unos minutos de bajón porque era clave marcar ese gol. Los sufro porque soy exigente y durante ese momento le doy vueltas a la cabeza. Reconozco que tuve diez minutos en los que no estuve bien”.

El delantero anhela el gol, pero afirma no estar obsesionado. Eso sí, tiene claro cómo será la celebración. “Estoy deseando marcar, pero no me obsesiono con ello porque sé que el gol llegará y llegará porque estoy trabajando mucho para conseguirlo”. “Lo festejaré emulando a Kiko Narváez y su celebración del arquero. Era el ídolo de mi padre y yo he celebrado muchos goles así”.

Para él, Cádiz ha sido una gran oportunidad en su carrera profesional. “El pasado invierno fue una oportunidad para reencontrarme como jugador sobre el rectángulo de juego. Ahora lo es todo y por eso lo doy todo por el club”.

Y sobre su relación con los medios y las críticas que puede recibir es claro al expresar que viene ya “curado de espanto”: “Mi relación con los medios de comunicación de aquí es buena, sin problemas. Habrá de todo un poco. Yo ya vengo curado de espanto de mi etapa en el Valencia, un gran club en el que no pasan por su mejor etapa. Allí hay muchos medios de comunicación y la presión es enorme”. Y añade que “eso ya viene incluido en nuestro sueldo y hay que saber vivir la presión y la situación. Cuando juegas en Primera División ya sabes que eso puede suceder porque muchas miradas se centran en estos clubes”.

Finalmente reconoce que nadie le habló sobre el Cádiz antes de poner rumbo a la Tacita de Plata porque “no me gusta hablar con nadie de esos temas. Yo lo que veía desde fuera era un equipo comprometido, muy implicado, con mucho hambre de fútbol. Y no me equivocaba”.