FENERBAHÇE

El presidente del Fenerbache 'canta las cuarenta' a Özil

Ali Koç ha tenido que salir a la palestra para dejarle las cosas claras al jugador alemán: "Que se centre en el fútbol y no en los intereses comerciales".

0
El presidente del Fenerbache 'canta las cuarenta' a Özil
OZAN KOSE AFP

Mesut Özil (33 años) vuelve a estar en el centro de la diana. Esta vez ha sido el presidente del Fenerbahçe quien le ha señalado por su bajo rendimiento en el conjunto turco. El jugador se ha quejado en las últimas semanas de disfrutar de pocos minutos, pero ha recibido una respuesta clara: que se centre en el fútbol y deje de lado sus intereses comerciales. "Özil quiere jugar más. De ahora en adelante, necesita concentrarse en su juego y mantener sus intereses comerciales fuera de él. Necesita pensar en contribuir al Fenerbahçe. Nuestro entrenador también debe tratar de averiguar cómo sacar el máximo provecho de Özil. No hay problema, a pesar de lo que dicen los medios. Mesut está descontento porque no juega con regularidad", declaró Ali Koc en Fenerbahçe TV.

El fichaje de Özil fue recibido con gran alegría en el conjunto otomano, después de haber conseguido echarle el lazo a Van Persie, otro ilustre del fútbol europeo. Mesut firmó un contrato de tres años y medio en enero de 2021 y llegaba para ser el líder del equipo, pero las cosas no han salido según lo previsto. Özil se perdió varios partidos por lesión y por enfermedad en la segunda mitad de la pasada temporada. Esta también está siendo frustrante, entrando y saliendo de los planes de Pereira.

La tensión con el entrenador aumentó cuando el excentrocampista del Real Madrid pareció lanzar su camiseta hacia el técnico después del partido contra Kasimpasa el 3 de octubre, donde fue un suplente y se quedó sin jugar. Antes del parón FIFA, pareció sacarse la espina con un gol de penalti en el descuento para ayudar al Fenerbahçe a sumar un punto ante el Kayserispor, pero lo cierto es que parece que hay un nuevo caso Özil sobre la mesa. Tanto que ha tenido que salir el presidente a la palestra para poner las cosas en su sitio.