BETIS

La paradoja de Nabil Fekir

Las sensaciones del atacante del Betis son buenas pero sus números, sólo algo mejores que la pasada campaña y peores que la anterior. Y muy lejos de los del Lyon.

0
Las sensaciones de Nabil Fekir son buenas pero sus números, sólo algo mejores que la pasada campaña y peores que la anterior. Y lejos de los del Lyon.
AFP7 vía Europa Press AFP7 vía Europa Press

Nabil Fekir está siendo una de las estrellas de este Betis de Pellegrini que a pesar de vivir una última semana negra antes del parón, culminada con la dolorosa derrota en el derbi, se encuentra 5º en la clasificación liguera y 2º en el grupo de Europa League. El equipo verdiblanco mantiene intactas sus opciones de todo gracias en parte a la mejoría del campeón del Mundo francés, cuya aportación numérica sin embargo es menor a lo que indican las sensaciones que deja sobre el campo.

Fekir, de hecho, sólo mejora ligeramente hasta el momento los números de la pasada temporada con el Betis, cuando marcó 5 goles y dio seis asistencias en los 38 duelos que jugó entre Liga y Copa. De media, 0,29 acciones decisivas por encuentro, por las 0,31 que lleva en lo que va de temporada actual. El francés ha participado en 16 partidos, 12 de Liga y 4 de Europa League, en los que ha marcado dos tantos y ha dado tres pases decisivos.

La temporada de su debut con el Betis, de hecho, la acabó mejor Nabil: siete dianas y siete asistencias, lo que suponía una media de 0,42 en los 33 duelos que jugó. Números que, en todo caso, siempre fueron peores a los que tenía en el Olympique de Lyon, cuando vivió temporadas rutilantes. La mejor, en la 2017-2018, cuando marcó 23 goles y asistió a sus compañeros en 8 ocasiones en 40 partidos. 0,77 acciones decisivas por encuentro.

Justo antes de fichar por el Betis, en la 18-19, sumó 0,54 (12 goles y 9 asistencias en 39 partidos) y en la 16-17 0,53, con 14 tantos y 12 pases cruciales. Un año antes había sufrido una rotura de cruzado que le condenó a jugar sólo 9 partidos, en los que le dio tiempo sin embargo a meter cuatro goles y dar una asistencia (0,55). En la 14-15, la temporada de su consolidación con el Lyon, también estuvo brillante: 15 goles y 13 asistencias en 39 partidos, 0,72 acciones decisivas por encuentro.