ALAVÉS

El parón de selecciones 'castiga' al Alavés con Mamadou Loum

Senegal, que ha convocado al centrocampista babazorro, no le suele alinear. Mientras tanto, este se pierde entrenamientos con el equipo que le paga.

0
Mamadou Loum, jugador del Deportivo Alavés, se lamenta por una acción durante un partido.
AFP7 vía Europa Press AFP7 vía Europa Press

Mamadou Loum se ha convertido en un futbolista básico para Javier Calleja y es uno de los causantes de la gran reacción albiazul. Parece mentira pero el Alavés lleva más puntos que jornadas ha jugado. Tiene 13 y ha disputado 12 partidos ya que tiene pendiente todavía el Villarreal-Alavés que, seguramente, se disputará a mediados de enero de 2022.

Cada vez que hay compromisos de las selecciones africanas, Loum es convocado. Pero luego no suele jugar minutos por lo que se pierde entrenamientos del Alavés sin demasiado sentido. Este jueves, su combinado se enfrenta a Togo a las 20 h. y, luego, recibirá a Congo el domingo a la misma hora. En la última ventana internacional, no jugó un solo minuto.

Loum es un jugador que pertenece al Oporto y que está cedido en Vitoria hasta final de año. Bien con Pina o con Moya, se ha convertido en una pieza clave para el entrenador madrileño del Glorioso. Tiene una gran capacidad de despliegue físico y no está reñido con el gol. De hecho, fue el autor del tanto contra el Elche, en el minuto 47, que le dio la victoria al Alavés.

No sería de extrañar que, en enero, vuelva a ser convocado para la Copa de África y, considerando que Senegal es un equipo que suele ir superando fases, se pierda varias jornadas de liga y Copa del Rey para, quizás, apenas jugar. Eso no quita que el interés por su continuidad exista. Lo más normal, si sigue a este nivel, es que el club vitoriano haga una oferta para pagar un traspaso y hacerse con sus servicios en propiedad.

Este caso se dio en su día con John Guidetti, Florian Lejeune o, sin ir más lejos, Rodrigo Ely. Futbolista que destaca en Vitoria, intento que se hace para que recale en Mendizorroza pero formando parte ya del club a todos los efectos, no cedido. En otros casos como Inui, Brasanac o Battaglia, no se llegó al acuerdo económico y se marcharon a otros destinos.