Las Palmas

La titánica resistencia de Curbelo

No podrá jugar ante el Zaragoza por acumulación de tarjetas. Cuenta 12 partidos del tirón y 11 titularidades consecutivas. Partía como cuarto central.

0
La titánica resistencia de Curbelo
Carlos Diaz-Recio Diario AS

El defensa satauteño Eric Curbelo es todo un modelo de resiliencia desde que asaltara los cielos de la cadena de filiales de la Unión Deportiva Las Palmas en enero de 2019, con Paco Herrera en el banquillo y el primer equipo amarillo vagando como alma en pena en Segunda División tras el triste descenso anterior.

Ocurre que Curbelo, tentado en su día por las categorías inferiores del Real Madrid, siempre acabó arañando sus minutos pese a no ser la principal preferencia de Herrera o Mel, los dos entrenadores que ha tenido en la plantilla profesional de la UD. Lo mismo da que fuera como central, su posición natural, que como lateral derecho, siempre estaba presente. De hecho, la temporada pasada fue titular en 29 de los 36 partidos que jugó para un total de 2.759 minutos

Su futuro se complicó el pasado verano hasta última hora, pues prácticamente sobre la bocina acabó renovando su contrato, solo por una temporada. Cuando se incorporó al trabajo partía además como tercer o cuarto central, pues Las Palmas había incorporado a Raúl Navas, quien se ha encargado de cimentar esa condición de fijo con la que llegó, y a Erick Ferigra, internacional ecuatoriano que también avala las grandes esperanzas puestas en él. Además, Álex Suárez, compañero de tantas batallas de Curbelo en las categorías inferiores amarillas, también renovó en verano, en su caso por dos temporadas, tras venir de una temporada en la que también jugó 36 partidos pero con 3.190 minutos sobre el césped.

En el presente torneo liguero, la suerte de Curbelo empezó a cambiar definitivamente en aquella horrible tarde la UD durante la visita al Mirandés, 4-2, cuando en el descanso sustituyó a Lemos, amonestado en la primera parte. Otra vez como lateral derecho, una nueva ocasión para reivindicarse en una posición que no es la suya. Pero ese día Raúl Navas terminó de romperse, y entonces todo cambió para el central de Santa Brígida.

Ocurre que el central sevillano forzó para jugar en Miranda de Ebro, lo que finalmente se tradujo en una lesión muscular que le tuvo varias semanas fuera de combate. Y ante eso, nada pudo parar a Curbelo. Álex Suárez no contaba para Mel, ni antes ni ahora pues de momento permanece inédito, y el 6 de Las Palmas se hizo definitivamente con un puesto en el eje de la zaga. Primero con Ferigra y luego con el propio Navas, su titánica resistencia se tradujo en 12 partidos consecutivos y 11 titularidades del tirón en los duelos ante Ibiza, Burgos, Ponferradina, Cartagena, Almería, Tenerife, Lugo, Alcorcón, Real Sociedad B, Fuenlabrada y Oviedo.

Su racha se verá interrumpida este sábado contra el Zaragoza (Estadio Gran Canaria, 19.30 horas), pues la tarjeta amarilla que vio en los minutos finales en el Tartiere supone cumplir el primer ciclo de cinco y ver por tanto el partido desde la Tribuna. De momento, Curbelo ha intervenido en 14 de los 15 partidos ligueros, y siendo 12 veces titular y acumulando 1.128 minutos de juego. Ha marcado además un gol, ante el Alcorcón, y cuenta con un porcentaje de duelos ganados del 64,91%. Sabe guardarse tan bien las espaldas que, pese a su posición de alto riesgo, apenas cometió 17 faltas.