PEÑAROL 0-0 NACIONAL

Peñarol y Nacional firman tablas en el Clásico uruguayo

Peñarol y Nacional empatan 0-0 en un Clásico tenso, bronco y lleno de disputas. Facu Torres en el ataque local y Laborda en la defensa visitante fueron las figuras.

0
Peñarol y Nacional firman tablas en el Clásico uruguayo

Volvió el Clásico uruguayo y lo hizo en campo de Peñarol. En un enfrentamiento en el que el Carbonero partía como equipo favorito frente a Nacional, la tensión y nerviosismo se apoderó de los futbolistas sobre el terreno de juego. Eso llevó a que durante el inicio del encuentro apenas hubiera fútbol sobre la cancha, y si muchas disputas que finalizaban en trifulcas entre jugadores de ambos conjuntos.

En el contexto del caos y la inseguridad, Nacional fue creciendo en la primera parte. Los visitantes tuvieron opciones para finalizar jugadas, pero un excelente Dawson estuvo preciso para tapar todo aquello que llegara a su arco, denegando el gol. Con el Tricolor buscando el primero y controlando, Peñarol se guió a dos de sus futbolistas más talentosos: el goleador Agustín Álvarez y el habilidoso Facu Torres. En sus intervenciones comenzaron a ver la luz, hasta tal punto que el '10' del equipo mandó un zurdazo al poste.

Con el pitido para el descanso con Peñarol en crecimiento, la segunda parte inicio con una inercia parecida al final de los primeros 45'. El Carbonero buscaba el gol y Nacional se defendía como podia. En las acometidas locales, Laborda fue el más destacado de su equipo atrás. Tranquilo y sereno, se impuso en una gran cantidad de acciones con limpieza. Todo ello en un partido que acabó inundado por las amarillas y se fue ensuciando.

Con Peñarol volcado en la búsqueda del gol, Facu Torres se tuvo que retirar lesionado tras una entrada de Almeida en la que se resintió de sus problemas físicos. El atacante llegaba justo para la disputa del Clásico. El tramo final del encuentro encontró en el camino hacia ambos arcos imprecisión por parte de los jugadores, algo que imposibilitó que hubiera ocasiones claras de peligro. En la vuelta del Clásico de Uruguay, el fútbol no fue lo que más brilló.