FC BARCELONA

El periplo de Xavi en Catar: de mar de dudas a paseo triunfal

Como entrenador de Al Sadd, Xavi ha conquistado siete títulos. Así han transcurrido sus hasta ahora dos años y medio en el banquillo del club catarí.

0

A mediados de 2019, tras un millar de partidos oficiales y 20 temporadas como futbolista profesional, Xavi Hernández colgó las botas. El para muchos mejor futbolista español de todos los tiempos decidió poner punto a final a su carrera como jugador y, casi sin tiempo para asimilarlo, pasó al otro lado de la línea. Un día era futbolista, y al siguiente se convirtió en entrenador. Xavi cambió de función, pero no de club. El catalán inició su carrera en los banquillos defendiendo el escudo de Al Sadd, el mismo que lució durante sus últimas tardes como futbolista y con el que ganó cuatro títulos: una Qatar Stars League, una Qatar Cup, una Emir Cup y una Supercopa. "Ganar la liga, el único título que me faltaba, ha sido un final perfecto para mi carrera como jugador en Catar. Desde que llegué, habíamos ganado todo excepto la liga, así que me alegro mucho por Al Sadd, un equipo admirable que ha trabajado muy duro para ganar merecidamente este título", dijo en su despedida Xavi, quien desveló sentirse identificado "con el estilo que desarrollamos durante muchos años bajo la influencia de Johan Cruyff y de La Masía, y que tiene su máximo exponente en la forma de jugar al fútbol en el Barcelona". "Me encanta ver a los equipos tomar la iniciativa en el campo, el fútbol de ataque y volver a la esencia de lo que todos amamos desde nuestros días de infancia: el fútbol de posesión", añadió.

Xavi Hernández, que sustituyó en el banquillo de Al Sadd al portugués Jesualdo Ferreira, debutó como entrenador en una exigente eliminatoria de octavos de final de la AFC Champions League frente a Al Duhail, el otro gran club del momento en Catar. La superó con solvencia (4-2 global) y cuatro días después se impuso al mismo rival para hacerse con la Supercopa. Xavi llevaba 10 días en el banquillo y ya había ganado un título, pero no todo iba a ser de color de rosas. Al Sadd cayó eliminado en semifinales de la Champions asiática a manos de Al Hilal. El equipo dirigido por Xavi Hernández perdió 1-4 en la ida, pero ganó 2-4 en la vuelta y se quedó a tan solo un tanto de acceder a la final del torneo continental. Tras el encuentro, el entrenador catalán se mostró "orgulloso" de sus jugadores, aunque "decepcionado" por no salir triunfante de un partido que "entrará en los libros de historia de Asia". Las sensaciones eran positivas, pero aquella eliminación fue el inicio de un periodo de incertidumbre: Al Sadd sufrió duras derrotas en liga (4-1 frente a Al Duhail o 0-3 ante Qatar SC), lo que, sumado a su decepcionante papel en el Mundial de Clubes, propició que surgieran las primeras dudas sobre Xavi como proyecto de gran entrenador.

"Lo más precioso del fútbol es tener el balón. Yo sufro cuando no lo tengo. Ya me pasaba cuando era futbolista y ahora, en el banquillo, más todavía"

Xavi Hernández, en 'The Coaches' Voice'

Las dudas sobre Xavi, sin embargo, fueron flor de un día. Al Sadd acabó tercero en liga, pero demostró su poder ganando una Qatar Cup en la que goleó a Al Rayyan y Al Duhail. Fue entonces cuando la Covid-19 golpeó con más fuerza. El mundo entró en pandemia y tuvieron que pasar cuatro meses para volver a ver a Xavi Hernández sentado en un banquillo. Los de Doha se marcharon al parón tras caer 1-0 frente a Al Rayyan y regresaron siendo una máquina prácticamente perfecta en la que Santi Cazorla ejerce como capitán general. "Es la conexión que les faltaba entre la defensa y el ataque. Ha hecho goles y asistencias y, además, ha tirado del carro en los momentos más difíciles", analizó en AS Marc Muniesa, central de Al Arabi. "Es una maravilla de jugador. Cada partido que juega es una 'master class' para los futbolistas cataríes. Para mí es importante que haya llegado con ese espíritu competitivo. Siempre quiere ganar", añadió Félix Sánchez, seleccionador de Catar. El fichaje de Santi no sirvió para que Al Sadd diera un paso al frente en la Champions League asiática -en 2020 cayeron en octavos frente a Persépolis, a la postre finalista, y en 2021 no superaron la fase de grupos-, pero sí para dominar con puño de hierro el fútbol de Catar. Desde la llegada del centrocampista asturiano, Al Sadd no sabe lo que es un partido en liga y ha ganado cinco trofeos: una Ooredoo Cup, dos Emir Cup, una Qatar Cup y una Qatar Stars League en la que exhibió una superioridad aplastante: no perdió ni un solo partido, lo que propició que Xavi y Cazorla fueran elegidos mejor entrenador y mejor jugador del campeonato.

Con Cazorla en su baraja, Xavi terminó por construir un estilo en el que la idea principal es dominar a través de la pelota. "Lo más precioso del fútbol es tener el balón. Yo sufro cuando no lo tengo. Ya me pasaba cuando era futbolista y ahora, en el banquillo, más todavía. Hago lo posible para dominar el partido a través de la posesión, independientemente del sistema. Soy un obsesionado de la posesión del balón, pero no para tenerla por tenerla, sino para atacar y hacer ocasiones y daño al contrario", descubrió el entrenador catalán en 'The Coaches' Voice'. Xavi Hernández ha probado numerosos sistemas en Al Sadd, pero ninguno le ha dado tanto rendimiento con el 3-4-3 que emplea actualmente y para el que necesita centrales con una salida de balón muy limpia, doble pivote, extremos muy abiertos e intensidad para recuperar lo más cerca posible de la portería contraria. "Ha dado con la tecla y ese es el sistema con el que se sienten más cómodos. Asumen muchos riesgos, pero claramente les compensa. Pedro y Hassan, que son laterales, están jugando como centrales, aunque no pierden la proyección ofensiva. Los equipos se repliegan tanto que hasta los centrales pueden sumarse al ataque. Nadie ha sido capaz de contrarrestar su propuesta", analizó en AS Félix Sánchez, que incluyó a 11 futbolistas de Al Sadd en la última convocatoria de la selección absoluta de Catar. "Crean superioridad en el medio para jugar luego por fuera. Es lo que Xavi ha mamado tanto en la selección como en el Barça", añadió Marc Muniesa, que coincidió con él en el Barça y ahora le sufre en Catar: "Somos vecinos y, cuando nos toca enfrentarnos, me dice: '¿Otra vez Al Arabi? ¿Es que no os cansáis de perder?'".

El cuerpo técnico de Xavi Hernández en Catar

La tercera temporada del matrimonio entre Xavi Hernández y Al Sadd no podría estar teniendo un mejor comienzo. El club de Doha conquistó la Emir Cup, el trofeo más prestigioso de Catar, y acumula 34 jornadas consecutivas sin conocer la derrota en liga. En los 91 partidos en los que se ha sentado en el banquillo de Al Sadd, Xavi, que ha ganado siete títulos y no sabe lo que es perder una final, ha cosechado 63 victorias, 12 empates y 16 derrotas con un balance de 253 goles a favor y 112 en contra. Unos números que podrían dejar de variar pronto, ya que el catalán es el gran favorito para sustituir a Koeman en el banquillo del Barça. "Mi ideal es entrenar al Barcelona. Nunca lo he escondido, es mi objetivo y mi sueño. No sé si sucederá o no, si me necesitarán o no, pero por el momento estoy feliz de estar en Al-Sadd y muy orgulloso de ello. Si llega alguna oferta, se evaluará y luego intentaremos decidir, pero por el momento estoy muy feliz aquí", reconoció Xavi en '20 minutos'. "No sé lo que va a pasar en el futuro, pero si Xavi no puede ser entrenador del Barça, nadie puede serlo. Está hecho para ese puesto", manifestó Tintín Márquez, actual entrenador de Al Wakrah. El campeón del mundo con la selección española llegaría al Camp Nou con el 'staff' que le acompaña en Catar, el cual está formado por los asistentes Sergio Alegre y Óscar Hernández, el preparador de porteros Xavi Ferrando, el preparador físico Iván Torres, el readaptador Mario Jiménez, el fisioterapeuta Carlos Nogueira y los analistas David Prats, Sergio García y Toni Lobo.