LEGANÉS

Borja Garcés, a la espera del indulto total de Asier Garitano

El club da por zanjado su caso, pero la decisión de si volverá a jugar o no depende del técnico de Bergara. El pálpito al sur de la capital es que mantenrá su decisión de no contar con él

0
Borja Garcés, a la espera del indulto total de Asier Garitano
JESUS ALVAREZ ORIHUELA DIARIO AS

El caso Borja Garcés aún está pendiente de un último episodio para saber su resolución definitiva en el Leganés. Después de que el jugador y el club emitieran este lunes un comunicado, ahora las miradas se posan en Asier Garitano, de quien dependerá que el indulto al delantero melillense cedido por el Atlético de Madrid sea definitivo o no. Esto es, si el técnico de Bergara dará marcha atrás y lo incluirá en la lista para jugar contra el Almería o si, por el contrario, mantendrá su palabra de que, mientras él siguiera de entrenador, Borja no luciría nunca más la blanquiazul.

“Hoy, sin permiso mío y del club, no viene al entrenamiento y se va a una boda a Melilla. A mí eso me parece una aberración. Una auténtica barbaridad. Mientras yo esté aquí, sé lo que voy a hacer. No lo voy a consentir, absolutamente con ninguno. (…) Este chico, ahora mismo, mientras yo esté aquí, no volverá a vestir la camiseta del Leganés”, sentenció rotundo el técnico pocos minutos después de la derrota contra el Tenerife (2-0).

Un giro trabajado

Pese a lo rotundo de sus afirmaciones, pese a que entonces se anticipaba una tormenta de enormes dimensiones en La Avenida de los Once Leones, 48 horas de muchas conversaciones y ‘diplomacia’ deportiva entre miembros del club (dirección general y dirección deportiva), el jugador y su entorno (fundamentalmente su agente, Juanma López) se llegó a una solución que parecía inviable tras la revelación del técnico.

Allá donde el jugador parecía que se encaminaría hacia una ratificación de su gesto y una versión diferente de los hechos a través de un comunicado independiente del club, se ha llegado a un acto de contrición inesperado y coordinado con el Leganés. Esto es: asunción absoluta de lo sucedido y petición pública (y grabada en vídeo en Butarque) de perdón para el entrenador, el cuerpo técnico (distinguidos expresamente unos de otros) la plantilla y, sobre todo, la afición.

Pendientes de la rueda de prensa

Son ingredientes que, sobre la mesa, podrían invitar a un cambio de opinión del técnico. De hecho, su presencia en los entrenamientos como uno más (el vídeo del comunicado se grabó antes de la sesión) podría considerarse un guiño a ese indulto total. Pese a ello, al sur de Madrid existen serias dudas de que Garitano varíe su postura. Lo normal, salvo sorpresas, es que se ratifique en su castigo al futbolista.

Este miércoles, en sala de prensa, el preparador será preguntado por el asunto y, seguramente, tenga ocasión de aclarar la postura o mantener la incógnita de una decisión que se produce en un momento complejo. El Leganés ya busca recambio a Garitano, pero no dará el paso hasta que haya atado un recambio de garantías, lo que enturbia más todavía éste caso y el día a día del equipo blanquiazul.