LEGANÉS

La ley permite el despido por casos como el de Borja Garcés

Es la sanción más extrema para faltas muy graves. También se le pueden aplicar una suspensión de empleo y sueldo de entre 11 y 30 días y hasta un 25% del salario. El caso prescribirá el 2-N.

0
La ley permite el despido por casos como el de Borja Garcés
CD LEGANÉS CD LEGANÉS

El Leganés podría llega a despedir a Borja Garcés después del caso de indisciplina que protagonizó este sábado cuando, desatendiendo las órdenes de Asier Garitano y los consejos del club, se ausentó del entrenamiento del sábado para acudir a la boda de su hermano en Melilla, tal y como reveló el propio técnico de Bergara al finalizar la derrota contra el Tenerife (1-2).

“El convenio colectivo para la actividad del fútbol profesional da potestad a un club para, en caso de una falta muy grave, llegar incluso a rescindir la relación contractual con un futbolista si lo estima oportuno. Es el castigo más extremo, pero viendo lo insólito de esta situación, nada se debe descartar”, cuenta Toni Roca, CEO de Sports Law Institute y del despacho de abogado Himnus.

Una falta “muy grave”

Para llegar a ese paso, primero el club deberá abrir “abrirle expediente disciplinario y darle trámite de alegaciones, tras este proceso, el club debe decidir qué sanción se le aplica”, añade Roca citando el artículo número 9 del régimen disciplinario de este convenio colectivo, el punto del texto que se encarga de explicar cuál es el procedimiento que se debe seguir en un caso de este tipo.

El artículo 8 establece que, dependiendo de la gravedad del suceso, tiene un periodo determinado de vigencia. En el caso de Borja Garcés, sería de 20 días naturales desde que sucedió lo ocurrido por tratarse de una falta muy grave por ser “una desobediencia que implica grave quebrantamiento de la disciplina o que causase perjuicio grave al club / SAD”, reza el artículo 6.5 de este régimen disciplinario. Así que el club tiene hasta el 1 de noviembre para empezar un proceso sancionador atendiendo a este convenio colectivo. Pasado ese tiempo, no podrá castigar al delantero.

Sanciones económicas

Dando por sentado que lo sucedido, por tanto, es una falta muy grave, la ley también permite llevar a cabo suspensiones de empleo y sueldo “de once a treinta días” que, dependiendo de la franja salarial del jugador, podrían ser de mayor o menor porcentaje y que llegará a ser hasta un 25% del salario mensual.

“En este caso el baremo que se aplica no es el salario anual de un jugador, sino el salario mensual”, aclara Roca. En sueldos inferiores a 100.000 euros (el caso de Garcés) la multa mínima es del 7,01% hasta el 13% del sueldo mensual y el máximo, del 19,01 al 25% del salario mensual.