BARCELONA - REAL MADRID

¿Por qué Benzema siempre lleva un vendaje en la mano y cuánto lleva jugando así?

El delantero francés se lesionó uno de sus dedos durante un Betis-Madrid en enero de 2019. Desde entonces, luce un aparatoso vendaje en su mano derecha.

Madrid
0
Benzema, con su vendaje en la mano derecha.
AFP

Karim Benzema luce desde hace casi tres años un aparatoso vendaje en su mano derecha, una protección para uno de sus dedos que, casualidad o no, le ha traído fortuna en lo individual: desde entonces, ha jugado 128 partidos, marcando 86 goles y dando 33 asistencias a lo largo de 10.805 minutos. Desde que se lesionó y necesita portar el vendaje, participa en un gol cada 91 minutos con el Madrid.

Sigue en vivo y en directo el Barcelona - Real Madrid a través de AS.com.

Todo empezó el 13 de enero de 2019, en el Benito Villamarín de Sevilla, durante un Betis-Real Madrid. En una jugada desgraciada, tras una entrada de Bartra e intentando evitar caer de lleno contra el césped, Benzema se fracturó el dedo meñique de la mano derecha. Ya en el momento, sus gestos de dolor fueron ostensibles y pidió el cambio; no pudo jugar la segunda mitad de ese duelo ni tampoco el siguiente del Madrid, una vuelta de octavos de Copa ante el Leganés con poca historia, pues el Madrid había vencido 3-0 en la ida. Pero sí pudo jugar la siguiente jornada de Liga, ante el Sevilla en casa. Ese día estrenó el vendaje, una suerte de amuleto que no tardó en hacer efecto: en los cuatro encuentros posteriores, ante Girona, Espanyol, Girona de nuevo y Alavés, hizo seis goles.

En su día, AS ya realizó un reportaje sobre el proceso de producción y colocación de las férulas de protección necesarias para este tipo de lesiones: se fabrica en apenas 20 minutos y cuesta unos 40 euros. En el momento de la lesión, Benzema no pasó por el quirófano para no dejar a su equipo sin su jugador más diferencial en ataque, aunque terminaría por acabar el curso sin ninguno de los títulos importantes y con tres inquilinos diferentes en el banquillo (Lopetegui, Solari y Zidane).

Quedaba la duda de si había pasado o no por el quirófano, pues el francés no lo había aclarado y se había generado la creencia de que mantenía el vendaje por superstición, al haber coincidido con su mejor nivel goleador de siempre. Hace poco, en la previa de la visita del Real Madrid al Inter de Milán en Champions, el francés lo aclaró: "Primero hice una operación, pero cuando te operas tienes que estar de baja dos meses. Y yo quería continuar con mis compañeros. Me he hecho otra vez daño, pero ahora no tengo tiempo para parar y para pasar por otra operación. Por eso juego con el vendaje".