ENTREVISTA AS | HULK

Hulk: "En 2008 pude ir al Atlético de Madrid pero elegí Oporto"

El trotamundos brasileño, figura de Atlético Mineiro, charla con AS sobre su actualidad y su carrera: "No me veo jugando en otro equipo en Brasil".

0
Hulk: "En 2008 pude ir al Atlético de Madrid pero elegí Oporto"

Si alguien, en el mundo del fútbol, pregunta por Givanildo Vieira de Souza, seguramente no reciba respuesta. En cambio, si pregunta por 'Hulk', la cabeza no se va a ir para el mundo de los cómics y ese personaje musculoso y espectacular, si no para un jugador que brilló en Asia, Europa y ahora lo hace en su casa, en Brasil.

Delantero, con una potencia física a la altura de muy pocos, metió 326 goles en su carrera. Donde jugó, marcó. Tanto en Japón, como en China, Portugal, Rusia o Brasil. Actualmente es la máxima figura de Atlético Mineiro, líder del Brasileirao y sueña con ser campeón. 

¿Cómo está Hulk en este momento de su carrera?

Me siento muy bien. Estoy bien preparado psicológica y físicamente. Es muy importante unir estos dos aspectos.

Líder en la liga brasileña, casi llegaron a la final de la Copa Libertadores, ¿Cómo se encuentra el equipo?

El año pasado el Atlético "dio en el travesaño" en Brasileirão. El equipo estuvo muy cerca de ser campeón y, para más detalles, el título terminó escapándose. Este año el club ha fichado a importantes jugadores que están ayudando a marcar la diferencia: Nacho, Diego Costa y otros. La preparación del equipo vino con la experiencia adquirida el año anterior. Tenemos grandes expectativas de que sirva de ejemplo de lo ocurrido el año pasado, sabiendo que este año tenemos grandes posibilidades de ganar el título y cumplir este sueño de todo Massa Atleticana, que lleva 50 años esperando este importante título. Estamos en el camino correcto.

¿Es este el principal objetivo de ganar la Copa Libertadores del próximo año y tener una revancha?

Hace unos días leí una entrevista a Rubén Menin (aficionado del Club) donde afirmaba que el Atlético entra en todas las competiciones para ganar. Y es eso. Todas las competiciones que disputa Galo es para luchar por el título, no hay necesidad de cumplir con la tabla. Así fue en la Libertadores que, lamentablemente, por detalles, no pudimos llegar a la meta, que era la clasificación para la final. Un penalti fallado por mí, pero con el equipo jugando muy bien, tuvimos un poco de mala suerte ahí, que acabó provocando que nos descalificaran, pero mantuvimos la concentración.

El Campeonato Brasileño siempre ha sido nuestro enfoque, no es porque dejamos la Libertadores que cambiamos nuestro enfoque. Desde el principio queremos ganar, lo vemos como nuestro objetivo, al igual que la Copa do Brasil, como lo fue con el Campeonato Mineiro. Es trabajando duro y manteniendo la humildad que tendremos la oportunidad de cumplir este sueño de ganar el Campeonato Brasileño y la Copa de Brasil.

¿Qué significa el Oporto en su carrera?

Puedo decir que, en términos de visibilidad en el mundo del fútbol, por el nombre que tengo, reconocido y respetado en todo el mundo, el Oporto fue mi “puerta de entrada”. Comencé mi carrera jugando en el Vitória (BRA) y luego me fui a Japón, llegué a Oporto a los 22 años. Allí estuve en uno de los escenarios más grandes donde actué.

Llegué a Europa procedente del fútbol asiático. Era poco conocido y, en poco tiempo, logré ganarme mi espacio y tener respeto dentro del Club y del país, jugando la Champions y haciendo historia con el Oporto. El Oporto es un club que tengo en el fondo y, para mí, es muy gratificante tener una institución que tiene más de 120 años de historia, tener un museo donde están los “11 elegidos” de la historia del Club y yo estaba el más votado. ¡Hay una estatua mía allí! Es muy gratificante tener este reconocimiento. En el Atlético he intentado hacer esto, tener esta conexión, tener esta historia, construir una historia con títulos para quedarme marcado.

¿Tuvo la oportunidad de jugar en el fútbol español?

En 2008, cuando fui al Oporto, tenía dos propuestas y podía elegir entre el Oporto y el Atlético de Madrid. Elegí el Oporto por un episodio, donde estuve en Portugal en 2001 o 2002, y el piloto del equipo en el que estaba, Vilanovense, me invitó a ver un partido del Oporto. Entré en el estadio de Antas, creo que era un partido de la Copa de la UEFA o de la Champions League y todo estaba lleno, la casa llena. Vi esa etapa maravillosa, hermosa, y me volví hacia el Sr. Arthur (conductor) y le dije que un día tocaría allí y haría historia. Cuando recibí la propuesta recordé ese momento. Por supuesto, cuando volví era el estadio Dragão. Pero eso estaba profetizado, tuve la oportunidad de vestir la camiseta del Porto. El Atlético de Madrid es un equipo respetado mundialmente, un equipo muy grande, pero la elección de ir al Oporto estuvo muy bien hecha.

¿Jugaría nuevamente en el fútbol europeo si tienes la oportunidad?

Es una pregunta difícil de responder en este momento. También porque en el fútbol todo pasa muy rápido. Llevo ocho meses en el Atlético y parece que llegué ayer. Tenemos que disfrutarlo al máximo. Estoy muy feliz, no lo puedo negar. Estoy satisfecho. Es muy gratificante volver a tu país después de 16 años y hacer un trabajo muy bien hecho en un club que me abrió las puertas, en un club con la grandeza que tiene el Atlético. Lo que puedo responder es que hoy no me veo en otro club que no sea el Atlético. Nunca se sabe lo que será mañana, si volveré a jugar en Europa. Pero en Brasil, incluso por la fuerte conexión que creé con el Atlético y con la masa del Atlético, no me veo jugando para otro equipo aquí.