VALENCIA

A Bordalás le falta fondo de armario

Contra el Real Madrid, Sevilla, Cádiz y Barcelona los cambios no aportaron lo que el equipo necesitaba en el partido.

0
El banquillo del Valencia, en un partido.
Alberto Iranzo

El debate está en la calle. La plantilla del Valencia está corta de efectivos. A Bordalás le falta fondo de armario. Y durante las nueve jornadas que se han disputado es algo que ha quedado evidente. Tanto si lo que necesita el equipo es dar una vuelta de tuerca para remontar un marcador adverso como si, por el contrario, lo que se necesita es aguantar el resultado, ha quedado claro que a Bordalás le faltan mimbres para reaccionar desde la banda a lo que ve en el césped.

El pasado domingo, contra el Barcelona, se dio la primera de las situaciones. Marcos André, Yunus y Cheryshev salieron en la segunda parte, con 2-1, para intentar al menos arañar un punto. Pero pasó lo contrario, sus salidas restaron presión al Barça que incluso marcó el tercer gol en una contra. Sin cargar contra el norteamericano, Bordalás se expresó así en sala de prensa. "Ha entrado en un momento muy complicado, pensábamos que él con su energía podía aportar desequilibrio. No ha estado todo lo acertado que nos hubiese gustado, pero es un chico joven e irá mejorando", argumentó Bordalás sobre Yunus.

Tampoco funcionó el mecanismo de reacción que activó Bordalás en Sevilla. Después de recibir un 3-0 muy pronto, Hugo Duro acortó distancias y había tiempo para intentar al menos intentar una remontada. Marcos André, Yunus y Koba entraron con ese cometido pero el equipo no marcó pronto y al final Bordalás se dedicó a reservar efectivos. En Cádiz también tiró Bordalás de Helder y Manu Vallejo para intentar marcar un gol y llevarse los tres puntos. Aunque es cierto que en esta ocasión los cambios llegaron en el 85', con pocos minutos para brillar.

El mismo caso sucedió en el partido contra el Real Madrid aunque en esta ocasión se trataba de guardar la renta tras completar 80 minutos brillantes (1-0). Sin embargo, los cambios (entraron Helder, Marcos André y Racic) coincidieron con la reacción madridista que acabó dándole la vuelta al marcador. Los cambios no le dieron el oxígeno necesario al equipo.

Sin embargo, en los partidos contra el Osasuna y, sobre todo, el Athletic, los que entraron desde el banquillo sí le dieron las prestaciones necesarias para acabar el choque tal y como tenía en la cabeza Bordalás. En El Sadar salieron Hugo Duro y Foulquier en el descanso, cuando el marcador era 1-1. El Valencia acabó ganando 1-4. Asimismo, en el duelo de la séptima jornada, ante el Athletic, el Valencia empezó perdiendo 0-1 y además estaba con diez por la expulsión de Maxi. Las salidas de Jesús Vázquez y Marcos André sí que revolucionaron el partido. De hecho, el gol llegó por la banda izquierda tras un remate en el descuento del brasileño. En los partidos ante el Getafe, cuando los cambios fueron muy al final; y Alavés, ya con 3-0, los cambios apenas tuvieron relevancia.