SUPERLIGA

La Superliga no se arruga

Según los organizadores, la carta del Gobierno de España a la Unión Europea no contesta a la principal cuestión judicial en marcha: el supuesto monopolio de UEFA.

0
La Superliga no se arruga

La Superliga sigue adelante con sus planes y entiende que nada ha cambiado en la partida judicial que libra ante la UEFA. El escrito enviado este lunes por la Abogacía General del Estado a la Unión Europea en el que el Gobierno de España muestra su criterio jurídico de oposición a la Superliga no se considera decisivo ni vinculante por parte de los organizadores del nuevo torneo.

Es más, según fuentes consultadas por este periódico la carta no aborda en ningún momento el posible monopolio de la UEFA sobre los clubes. Este es, precisamente, el principal foco que ha llevado el asunto al Tribunal Europeo de Luxemburgo. El Gobierno, dicen, no contesta a la pregunta del juez de si existe monopolio o no, sino que se centra en el mérito deportivo y no responde a la principal duda planteada.

También recuerdan desde la Superliga que la UEFA ya ejerció su posición de abuso de poder en anteriores ocasiones ante gobiernos, por ejemplo con la amenaza a Zapatero de excluir a España de las competiciones europeas por intromisión en las elecciones de la FEF, con la Ley del Deporte en Portugal o con la decisión que acabó con la dimisión del ministro en Grecia.

Cualquier estado miembro tiene derecho a hacer alegaciones respecto al litigio que mantienen la Superliga y la UEFA en el Tribunal Europeo de Luxemburgo. Es más, algunas naciones cuyo nombre no ha trascendido ya han dado un paso al frente y han dado por bueno que se investigue si efectivamente existen irregularidades en cuanto a la gestión del fútbol por parte de UEFA.