LALIGA SANTANDER

El sudoku del calendario con cuatro partidos aplazados

El Real Madrid podría jugar ante el Athetic dos veces en quince días. La única fecha libre para el resto de equipos sería el 22 de diciembre, pero les dejaría menos días de vacaciones de Navidad.

0
El sudoku del calendario con cuatro partidos aplazados

Los cuartos partidos aplazados que hay ahora mismo en LaLiga suponen un rompecabezas para la competición. En la jornada 4 se pospusieron el Villarreal-Alavés y el Sevilla-Barcelona y de cara a la 9 jornada, que se disputa este fin de semana, también se han retrasado sin fecha el Real Madrid-Athletic y el Granada-Atlético. La causa ha sido el aumento de partidos (de 2 a 3) en los parones de selecciones sudamericanos en septiembre y octubre e impedía llegar a los futbolistas de los clubes implicados a tiempo. Pese a la negativa de la Federación de aplazarlos, el CSD resolvió a favor de LaLiga y los ha aplazado. Ahora, la patronal deberá hacer un juego de malabares para encajar dichos encuentros en un calendario saturado de compromisos.

Si se mira el calendario, solo hay un miércoles libre en toda la temporada y supondría reducir las vacaciones de Navidad a los jugadores. En el resto de semanas hay siempre un compromiso: Liga, Champions, Europa League, Copa del Rey, selecciones. Esta temporada, con la intención de recuperar los partidos de selecciones suprimidos el año pasado a causa del COVID, se han añadido más encuentros para CONMEBOL (de dos a tres en los de septiembre y octubre) y además se ha creado un nuevo parón: del 24 de enero al 1 de febrero. El cual no aprovecharán los países UEFA, pero que sí deberán parar sus Ligas. Además, se mantiene el parón del 21 al 31 de marzo. Otra semana ocupada.

Ahora bien, LaLiga tiene escasas posibilidades de ubicar dichos partidos, salvo que los implicados queden eliminados pronto de la Copa del Rey y/o la Champions. Solo hay un partido que podría disputarse antes del final de la primera vuelta, el Real Madrid-Athletic. Y además dejaría una anécdota curiosa, se jugaría 15 días después del Athletic-Madrid de la segunda vuelta. Cosas de un calendario saturado y patas arriba. La situación es la siguiente (ayúdense del calendario que adjuntamos en la noticia): el 1 de diciembre se jugará la primera ronda de Copa del que están exentos Real Madrid, Barcelona, Atlético y Athletic por disputar la Supercopa. Dicho día se aprovechará para jugar el Athletic-Real Madrid de la jornada 21 (19 de enero), que salvo sorpresa tendrán que jugar ambos equipos los octavos de Copa, que no podrán disputar el 15 de enero al estar celebrándose la Supercopa. Ahora bien, la segunda eliminatoria de Copa (de la cual también están exentos los clubes de la Supercopa) prevista para el 15 de diciembre, la podrían aprovechar Real Madrid y Athletic para jugar su duelo aplazado de este fin de semana. Atlético y Barcelona, también exentos de jugar la segunda ronda, no podrían utilizar el 15 de diciembre ya que Granada y Sevilla, sus rivales de los partidos aplazados, presumiblemente estarán clasificados para dicha ronda copera.

La siguiente fecha libre, para los cuatro partidos aplazados, es la del 21 y 22 de diciembre. En el calendario aprobado por la RFEF y LaLiga (de acuerdo con AFE) el parón de Navidades comienza el 23 de diciembre, lo que dejaría el martes y miércoles como días habilitados para recuperar partidos. Aunque eso dejaría a algunos jugadores con menos días de vacaciones y más teniendo que jugar este año Liga en Nochevieja y Año Nuevo. El Madrid-Athletic podría eludir esa fecha usando la del 15 de diciembre, mientras que el Villarreal-Alavés también ubicándose en una de enero. El 12-13 de enero se disputará la Supercopa de España, pero como ninguno de los dos está implicado en dicho torneo, podría utilizar esa fecha para jugar y así sus futbolistas disfrutar de los mismos días de vacaciones de Navidad que el resto de equipos de Primera.

¿El Sevilla-Barcelona y el Granada-Atlético podrían eludir jugar el 23 de diciembre? Por poder, podrían. Sería utilizando las semanas alternas de Champions. Si Sevilla, Barcelona y Atlético se clasifican para los octavos de la Copa de Europa, jugarán una semana sí Champions y otra descansarán. Lo que daría alternativa a ubicar ahí partidos. El problema es que Sevilla y Barcelona no descansasen la misma semana, impidiendo esta posibilidad. Dejando como alternativa que ambos estén eliminados en las últimas rondas de Champions y Copa para jugar. Aunque todo hace pensar que no se va a dejar al azar. LaLiga, tras el anuncio del CSD de que aplazaba el Granada-Atlético y el Real Madrid-Athletic, emitió un comunicado: "Las fechas y horarios para la celebración de los encuentros aplazados serán comunicados por LaLiga en los próximos días". Si se anuncia en breve, la única posibilidad que tienen es utilizar la fecha del 23 de diciembre. Ya que además, Atlético y Barcelona tienen un problema añadido. La jornada 21, que coincide cuando tienen que jugar presumiblemente los octavos de Copa salvo que queden eliminados antes, se enfrentan a Levante y Rayo, respectivamente, y no pueden hacer como Madrid y Athletic de jugar el 1 de diciembre. Lo que obligará a jugar dichos partidos de la jornada 21 a lo largo de febrero, aprovechando las semanas de descanso de Champions.

El calendario está saturado de fechas y un cambio como la ampliación de partidos en beneficio de la CONMEBOL provoca problemas a la hora de poder ubicarlos. Además, de este causado por los cuatro partidos aplazados, por los que se aplazarán por la Copa y Supercopa, también existe la amenaza de aplazamiento por otros motivos como el de la nevada de Filomena que sucedió la temporada pasada.