ALMERÍA 1 - LAS PALMAS 1

Aprobados y suspensos del Almería: las lesiones de Ramazani y Robertone bajaron el nivel

El belga estaba aportando auténtica electricidad, notándose su ausencia y la del también lesionado Robertone en la segunda mitad. Condena un error de Chumi.

0
Ramazani
CARLOS BARBA DIARIO AS

Fernando. Sin el trabajo de otros días, evitó que Las Palmas empatase poco antes del descanso al sacar una manopla en un disparo de Pejiño, la oportunidad más clara de los de Pepe Mel hasta el momento.

Pozo. Mostró una potencia descomunal en ataque y no tuvo ningún fallo reseñable en defensa, lo mínimo que se debe exigir en ese puesto.

Chumi. Paró bien a Jesé, pero Jonathan Viera le comió la tostada para establecer el empate. Resta por ver si el fallo le cuesta el puesto en detrimento de Carriço.

Babic. En su línea de notable.

Centelles. Se ha ganado la confianza de Rubi con cuatro titularidades consecutivas, si bien debe mostrar más contundencia defensivamente y ser más incisivo en ataque. Akieme acabará desbancándolo.

De la Hoz. Cada actuación explica el porqué de la mejoría de su equipo, ejerciendo como auténtica bisagra entre la defensa y el ataque. Pudo abrir la lata en el minuto 20 en una volea despejada por Raúl Fernández.

Ramazani. De lo mejor del partido, cada vez se entiende menos el poco protagonismo que tuvo el pasado curso. Cuando arranca la moto, es pura electricidad, generando ocasiones por dentro y por fuera. En el 29' una internada suya estuvo a punto de suponer el 1-0: partió desde la izquierda y disparó al palo algo. Dos minutos después Portillo abrió la lata en un rechace tras tiro del '32'. Antes del descanso provocó la amarilla de Cardona y tras el paso por vestuarios se marchó en camilla sufrir un tirón en el isquiotibial.

Robertone. Se multiplicó en el plano defensivo, siendo fundamental en la presión que ejerce el Almería en la salida de balón rival. Se marchó lesionado en el ecuador del segundo acto tras golpear en un peligroso libre directo. Apunta a baja para varias semanas.

Samu. Puro 'box-to-box', va controlando su temperamento, uno de sus lunares la pasada temporada.

Portillo. Se estrenó como goleador en uno de sus partidos más guadianescos al ejecutar una gran vaselina en un rechace tras tiro de Ramazani. Asentado en el once de Rubi, filtra fantásticos balones como el que le metió a Sadiq en el minuto 40.

Sadiq. No realizó un mal partido, pero no tuvo la incidencia en el resultado de otras tardes. Pegado a la línea de cal más que de costumbre, fue un incordio total para la zaga visitante. En el 40' se marcó un espectacular cambio de juego a Portillo.

Appiah. Rubi eligió al ex del Nottingham Forest por delante de Lazo para sustituir al lesionado Ramazani. Tuvo más minutos que en las dos últimas temporadas, pero no terminó de entonarse, con varias pérdidas. Se fajó en el aspecto defensivo y erró en el último disparo del partido.

Curro Sánchez. Con Robertone y Samu como interiores, el '10' se colocó en el extremo, sin tener el protagonismo de las primeras jornadas, en parte al perder su equipo la posesión. Ayudó a Pozo en defensa.

Carriço. Debutó como rojiblanco y lo hizo, según explicó posteriormente Rubi en rueda de prensa, para aportar su veteranía. Se colocó como central en zaga de cinco para intentar tapar los desmarques de Jonathan Viera.

Robles. Vuelve a tener minutos de calidad, esta vez formando doble pivote con De la Hoz.

Sousa. Suplió a Sadiq con el encuentro aún sin decidir, intentando su técnico aprovechar su experiencia. Debió encimar más a Raúl Navas en la jugada del tanto de Las Palmas. Tuvo el 2-1 en el descuento.

Rubi. Repitió once por cuarta jornada consecutiva (en Éibar tendrá que cambiar al lesionarse Ramazani y Robertone). Obligado a usar dos ventanas de cambios por lesiones, se quedó sin sustituciones en el último cuarto de hora. Pasó al 1-5-4-1 en el minuto 78.