REAL MADRID

La terapia belga de Hazard

El madridista brilló en el último parón con su selección, pero de blanco le sigue costando. Roberto Martínez mantiene la fe en recuperar su mejor versión.

Madrid
0
Hazard y Roberto Martínez, con Bélgica.
AFP

Eden Hazard está con Bélgica, un ecosistema en el que el atacante del Real Madrid se siente seguro para seguir creciendo e intentar alcanzar el nivel que lució antes de firmar por el Real Madrid. En el anterior parón de selecciones, Bélgica fue un bálsamo para Hazard, le permitió sumar minutos de calidad y afianzarse físicamente, evitando las tan recurrentes lesiones. Y lo mismo espera que suceda en este parón, tras un inicio de curso en el Madrid en el que no terminan de salirle las cosas.

Hazard acumula apenas 382 minutos en lo que va de temporada, disputados a lo largo de ocho partidos, de los cuales ha sido titular en cinco ocasiones. No suma ningún gol, apenas una asistencia a Benzema en el debut liguero (en Mendizorroza ante el Alavés, 1-4) y Carlo Ancelotti ya viene dejando claro que tiene competencia fuerte: no fue titular ni contra el Inter en Champions ni en las tres últimas jornadas de Liga, ante Mallorca, Villarreal y Espanyol.

Roberto Martínez y Hazard.

"Darle dos partidos seguidos a Hazard es un poco complicado. Honestamente, no está a su nivel, al nivel que todos queremos", comentaba Ancelotti tras la visita al Inter, en la que fue sorprendente suplente y no disputó ni un minuto; Rodrygo fue el elegido para revolucionar el duelo y lo hizo, con un gol salvador en los minutos finales. Días después, preguntado por qué le faltaba al belga para brillar de verdad, Carletto se sinceró: "Gol". El italiano está probando un nuevo rol de mediapunta con Hazard, en el que pueda tener mucha incidencia en el juego, a la vista de que ha perdido velocidad y regate por las bandas, pero Ancelotti necesita que ese desempeño esté acompañado de goles en el marcador blanco, y de momento no han llegado.

No han llegado con el Madrid, pero con la selección Hazard ya dejó detalles buenísimos en el último parón de selecciones: gol y asistencia en dos partidos como titular, ante Estonia y República Checa; frente a Bielorrusia fue suplente y se dejó ver poco en la media hora de que dispuso. Con sus amigos de toda la vida en Bélgica, Hazard busca la continuidad que le hace falta, y la está encontrando: de momento viene esquivando las lesiones, que tanta guerra le dieron en el futuro. Pero en el Madrid sufre para imponerse en el once: pese a que Bale está lesionado y no regresará hasta inicios de noviembre, como pronto, de momento da la sensación de que en la cabeza de Ancelotti le ganan la partida Rodrygo e incluso Asensio.

Roberto Martínez cree en Hazard

Pero en Bélgica sabe que cuenta con una guardia pretoriana que defenderá sus intereses a capa y espada, empezando por su seleccionador, Roberto Martínez. En su entrevista con AS, el técnico repitió lo que viene señalando casi como un mantra: "Eden ha tenido dos años muy duros. A veces se buscan razones para esto y simplemente no las hay. Nosotros lo analizamos desde otra vertiente. He visto a Hazard ganar la liga en Francia, la Premier con dos proyectos distintos, marcar diferencias en el desborde y el uno contra uno, brillar técnicamente en una liga tan física como la inglesa… Y luego, a nivel de selección, Hazard es único. Es una pena no poder haber visto en los dos últimos años a un Eden feliz o jugando más. Él es muy tranquilo. Le da normalidad a todo, también tiene un carácter que le hace levantarse rápido. A nivel humano puedes confiar en Eden y a nivel futbolístico no hay debate. Es cuestión de tiempo que veamos en España la mejor versión de Hazard".

Eso espera Martínez y eso espera el Madrid, que analizará al detalle los partidos del belga con su selección en este parón, esperando que no haya lesiones aguardándole en el camino y también que pueda brillar en un escenario tan lucido como la fase final de la Liga de Naciones: disputa las semifinales ante Francia este jueves, en Turín. Si gana, el domingo 10 le esperaría la final, ante España; si pierde, el tercer y cuarto puesto ante Italia.