NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

REAL VALLADOLID

Roque Mesa: "Cada vez que tenía la pelota me daban una patada"

El jugador tuvo que pedir el cambio en El Toralín tras varias entradas sufridas. El canario insistió en que él prefiere el 4-4-2 y agradeció el apoyo del público en los últimos partidos

ValladolidActualizado a
Roque Mesa: "Cada vez que tenía la pelota me daban una patada"
Real Valladolid

Roque Mesa salió magullado del partido en Ponferrada, pero el jugador del Real Valladolid está listo para jugar ante el Málaga el viernes a las 21:00 horas: “Estoy bien, aunque es verdad que el otro día pido el cambio porque se me hinchó la zona del tobillo y lo hice por precaución. Tengo la zona dolorida, pero me han dicho que no es grave y llegó sin problemas al partido del viernes”.

Esas molestias se las provocó una entrada por detrás que hizo enfadar mucho al jugador que ya no fue el mismo a lo largo del partido y terminó pidiendo el cambio: “La percepción que tengo dentro del campo es que va a hacerme daño, es la verdad, es la sensación que tengo y de ahí mi enfado, y también entiendo que el árbitro tiene que parar ese tipo de situaciones. Después hay otra jugada más en la que entiendo que van a hacer daño. Sé que es difícil para el árbitro pararlo porque puede interpretar una cosa que para mí es otra. Es verdad que después viendo la jugada en la tele entiendo que el jugador va a intentar parar la jugada sin querer hacerme daño. Lo cierto es que me hizo bastante daño y por eso salto y me enfado. No entiendo la entrada y después cada vez que tenía la pelota me daban una patada o venían a por mí… esto es fútbol y yo entiendo esto como un deporte de contacto y es el árbitro el que debe controlar estas situaciones”.

Roque Mesa está compartiendo demarcación en los últimos partidos con Aguado “el míster decide y yo estoy cómodo con él. Aguado tiene mucha personalidad y no pierde la pelota y para cualquiera es un alivio tenerlo al lado, incluso aprendo de él y le doy consejos cuando los pide”.

Una vez que pasó el revuelo del mercado de verano, Mesa se muestra perfectamente integrado en el club: “Estoy muy feliz aquí, dentro y fuera del campo. El grupo es magnífico y es la clave. Estoy contento y cuando estás feliz por dentro se nota en el campo. Tengo ganas de seguir aportando al equipo y ganando partidos que es nuestro objetivo”.

Sobre el rival, Roque Mesa piensa que el Málaga “es un buen equipo que viene en buena dinámica, pero nosotros jugamos en casa y deseamos ganar como sea para seguir en la parte alta de la clasificación y haremos todos lo posible para sumar los tres puntos”.

La reacción del público tras las tres derrotas fue ejemplar en el partido ante el Alcorcón y después en el viaje a Ponferrada y eso los jugadores lo saben y lo han notado: “Después de los tres partidos perdidos esperábamos que no nos recibieran igual, pero el recibimiento fue muy bueno y no lo esperábamos, nos apoyaron desde el principio. Se nota su cariño, pero para tener a la gente enchufada nosotros tenemos que darles y en estos últimos partidos se está viendo que afición y equipo estamos unidos y eso es importante para conseguir el objetivo”.

Sobre los árbitros y el hecho de que al Valladolid le hayan pitado tantos penaltis consecutivos fuera de casa, Mesa dijo “no creo en conspiraciones, tienen una tarea difícil y debemos ayudarles desde fuera también”.

Roque Mesa se mostró favorable a mantener el sistema que está usando en los últimos partidos: “Yo soy tradicional y prefiero el sistema que usamos ahora, el 4-4-2, más clásico, con el que todo el mundo hemos crecido. Desde que empiezas a juagar al fútbol conoces esa formación a la perfección, aunque entiendo que el fútbol evoluciona y hay varias formaciones, pero cuando hay tanto cambio, lo bueno es hacer lo que todos sabemos que es un 4-4-2 donde cada uno sabe la función que tiene que hacer e ir todos a una… defender los que tenemos que defender y atacar”.