TURQUÍA

Rabieta de Özil

Después de estar 40 minutos calentando, Vitor decidió no sacarle ante el Kasimpasa y el exjugador del Arsenal mostró su enfado tirando el peto al suelo en su cara. Tensión en el Fenerbahçe.

0
Una captura de la televisión turca donde se ve a Özil lanzando el peto al suelo.

El Fenerbahçe ganó por 2-1 contra el Kasimpasa en la jornada octava en la liga turca y sigue siendo líder en la tabla, pero no todo el mundo es feliz. A pesar de la victoria, Mesut Özil está enfadado por las decisiones del técnico portugués Victor Pereira. Özil, de quien se esperaba que entrara al juego al menos durante unos minutos contra el Kasimpasa, se enfadó cuando Pereira no realizó los cinco cambios sin contar con él. Mesut Özil, que recibió ordenes de calentar en la segunda parte del partido, estuvo ejercitándose durante 40 minutos en la banda sin entrar en el juego. Pereira apostó por Osayi Samuel, Mert Hakan Yandaş, Valencia, Novak y Miha Zajc.

Tras realizar la última sustitución las cámaras captaron la ira de Özil. El ex del Real Madrid se enfadó y tiró su peto de calentamiento al suelo en la misma cara de Vitor Pereira. Las imágenes, rápidamente, se hicieron virales en las redes sociales en las redes sociales. El presidente del club turco Ali Koç tuvo que salir al paso para calmar los ánimos y declaró tras el partido que entre Özil y Pereira no hay ningún problema. "Mesut Özil vino aquí para ser el líder del equipo y convertirá al Fenerbahçe en campeón siete años después", explicó el dirigente para apaciguar el asunto. Mesut Özil no estuvo en la lista del partido de Europa League contra el Olympiakos el jueves pasado por un resfriado, pero se le esperaba de nuevo como titular ante el Kasimpasa.

Su representante Erkut Sogut, dijo que es normal que un jugador que no es titular no esté contento. "Si un jugador está contento cuando no juega en el once titular, entonces hay un problema. Es normal, pero Mesut está dispuesto a hacer cualquier cosa en el campo para ganar el campeonato con el Fenerbahçe", subrayó. LA escena ha creado tensión en el Fenerbahçe, a pesar de que sigue líder.