ATLÉTICO DE MADRID-BARCELONA

Golpe de efecto de Laporta: "Koeman seguirá pase lo que pase ante el Atlético"

Vuelco total en apenas 24 horas. Cuando el técnico holandés parecía tener los dos pies fuera del club, el presidente le acaba de ratificar en la previa del partido en el Wanda.

0

Que el FC Barcelona está escenificando un sainete, con tintes tragicómicos, es algo que ya nadie pone en duda. Los cambios de escenario son tan variados e inesperados, que ya nadie es capaz de adelantar qué puede pasar en la siguiente pásgina. Y es que si el viernes todo el mundo daba a Ronald Koeman por sentenciado, hasta la rueda de prensa del holandés tenía un matiz de epitafio, este sábado ha salido Joan Laporta para dar un volantazo de 180 grados.

Aprovechando su presencia en Madrid para asistir al partido ante el Atlético en el Wanda, Laporta salió al paso de los rumores de la destitución inminente de Koeman, asegurando que el holandés cuenta con su absoluta confianza y que el club no tiene ninguna intención de echarlo, pase lo que pase esta noche ante el Atleti: "Koeman continuará siendo entrenador del Barça. Tiene un margen de confianza con independencia del resultado de hoy. Merece este margen porque es sobre todo un barcelonista. Continuará".

El presidente blaugrana, que un día antes en un ‘off the record’ con periodistas había prácticamente liquidado a Koeman, ahora le definía como el hombre ideal para dirigir el equipo: "Koeman quiere al Barça y decidió venir en un momento de máxima dificultad institucional y deportiva. Después de hablar con él, veo que confía en este equipo, sobre todo a partir del momento en que recupere los lesionados. A partir de ahí tendremos más margen".

Laporta recordó que "Koeman es un culé de referencia para el barcelonismo y seguirá siendo el entrenador del Barcelona, tiene contrato en vigor”, añadiendo que “ahora esperamos sólo reencontrarnos con el juego y los buenos resultados; estoy seguro que él hará todo lo posible". Hay que recordar que echar a Koeman supone pagar 12 millones de finiquito, algo que seguramente debe echar atrás a los dirigentes del club.

En cualquier caso, este golpe de efecto de Laporta de hoy puede volver a tener un nuevo escenario el domingo. Y es que parece evidente que el Barcelona se encuentra sumido directamente en una crisis de identidad y no sólo deportiva y económica.