CANTERA BLANQUIVIOLETA EN AS

El Promesas, ejemplo de precocidad en Primera RFEF

El filial del Real Valladolid se ha confirmado en estas primeras jornadas como uno de los equipos más jóvenes de la nueva categoría.

Valladolid
0
El Promesas, ejemplo de precocidad en Primera RFEF
REAL VALLADOLID

El partido del pasado sábado ante el Sanse fue el primero en el que Julio Baptista no alineó ningún juvenil en las cuatro jornadas disputadas por el Real Valladolid Promesas, y sin embargo, pese a ello, el cariz de juventud permanece intacto en el filial blanquivioleta. No en vano, en el primer mes de competición se ha convertido en uno de los principales ejemplos de precocidad de la recién estrenada Primera RFEF, en la que es uno de los equipos más jóvenes.

De hecho, en lo que va de competición, el técnico brasileño ha utilizado al once con menor media de edad de todo el Grupo I, los mismos 20,8 años con los que formó de partida el Bilbao Athletic el pasado fin de semana frente a Unionistas. Sin embargo, mientras el once final del filial rojiblanco acabó teniendo 21 años de media, el vallisoletano terminó el duelo inaugural de Las Gaunas bajando la suya a 20,7, superando, por lo tanto, a los de Imanol de la Sota.

Asimismo, en ese mismo Grupo I han participado hasta la fecha diez futbolistas menores de 19 años, cuatro de los cuales lo hicieron con el Promesas: Castri, Arroyo, Maroto y Chuki, con otro componente agregado, y es que los dos últimos son los únicos jugadores menores de edad que han participado hasta ahora en una categoría que se prevé de un alto grado competitivo y de experiencia, en la que ya han contado con minutos 19 futbolistas con 35 años o más.

Si uno mira al Grupo II, la cosa cambia parcialmente, debido a la presencia de más filiales, hasta cinco, por los tres de este grupo, y a la apuesta por la juventud compartida con varios. Y es que los menores de edad que han jugado son cinco, dos con el Betis Deportivo y tres con el Barça B. Teniendo de nuevo en cuenta a los menores de 19 años, la cantidad pasa de diez a 14 en total, siendo el Barcelona B el único que supera al Promesas, con cinco futbolistas.

El segundo equipo azulgrana, de hecho, llegó a alinear un once en la primera jornada cuya media de edad era de 20,3 años. Más joven fue aquel del que dispuso el Sevilla Atlético en esa misma primera fecha del campeonato, de 20 años exactos, récord de precocidad en la categoría. Incluso más joven fue el de Raúl González Blanco con el Real Madrid Castilla, de 19,8 años.