ESPANYOL

Darder fue el primero

El casi ‘hat-trick’ de Raúl de Tomás tuvo su precursor en el canterano del Espanyol, y con el madrileño como testigo de lujo. “Debemos creer que somos buenos”.

0
Sergi Darder (10) RCD Espanyol Raul de Tomas (11) RCD Espanyol
Gorka Leiza DIARIO AS

En el minuto 18 del Espanyol-Alavés ya le había el VAR negado dos goles a Raúl de Tomás. El primero, por un fuera de juego de Adrián Embarba al inicio de la jugada. El segundo, también por posición antirreglamentaria del propio delantero madrileño, que se desquitó en el arranque de la segunda mitad al anotar, de penalti, el gol del triunfo para los pericos. Un ‘hat-trick’ de mentira con premio final que para De Tomás es nuevo, pero que tiene un pionero en la plantilla. Se trata de Sergi Darder.

El mediocampista, indiscutible ahora en el Espanyol de Vicente Moreno, vivió una de sus noches más estrambóticas el 9 de febrero de 2019, cuando el Rayo Vallecano visitaba el RCDE Stadium y veía como desde la sala de videoarbitraje señalaba un fuera de juego suyo a los 19 minutos, cuando acababa de marcar, y otro de Roberto Rosales en el tramo final del encuentro, después de que de nuevo el balear hubiera perforado la portería de Stole Dimitrievski. Su redención llegó en el minuto 95, aún con el 1-1 en el marcador, cuando empalmó una preciosa volea desde la frontal para anotar el tanto del triunfo. Debió de tomar nota De Tomás, que aquel día completó los 90 minutos con la camiseta del Rayo.

LaLiga Santander

Clasificación PTS PG PE PP
12Betis 6 1 3 1
13Espanyol 6 1 3 2
14Elche 6 1 3 2
Clasificación completa
Próximos partidos
Sevilla - Espanyol S-25/09 18:30
Espanyol - Real Madrid D-03/10 16:15
Espanyol - Cádiz D-17/10 17:00
Calendario

*Datos actualizados a fecha 23 de septiembre de 2021

Y, entonces ante los vallecanos como ahora frente al Alavés, “ganar era importantísimo”, como concedió el propio Darder tras el encuentro de este miércoles. “Podíamos complicarnos, así que teníamos claro que de casa no se podían escapar más puntos”, explicaba el cerebro de un Espanyol que, según asegura, no tiene problemas de personalidad, sino de confianza: “Tenemos que creer que somos buenos y que, si estamos a nuestro mejor nivel, podemos competirle a cualquiera, que no tenemos nada que envidiar a nadie. Pero si no lo hacemos, somos vulnerables”. Esa próxima estación pasa por Sevilla, por el Sánchez Pizjuán. Con o sin ‘hat-tricks’ de mentira.