ATLÉTICO DE MADRID

Marcos Llorente, el nuevo Saúl

Marcos Llorente empezó jugando por dentro ante el Getafe. Luego bajó al lateral derecho y también lo hizo de interior diestro. Su gran polivalencia es gloria bendita para su entrenador.

Madrid
0
Marcos Llorente, el nuevo Saúl.
CHEMA DIAZ DIARIO AS

Marcos Llorente es uno de los indiscutibles de Simeone en esta temporada 2021-22. Ya lo fue en la pasada campaña, donde rindió a un excelente nivel. Y el Cholo sigue confiando totalmente en el madrileño. Y lo hace sabiendo que es un jugador polivalente, puesto que puede jugar en cualquier puesto del centro del campo, de lateral e incluso en punta. Marcos Llorente se ha convertido en un nuevo Saúl, quien también podría jugar en el centro del campo y como carrilero zurdo. Saúl prefirió marcharse al entender que esa polivalencia no le ayudaba a mejorar. Marcos Llorente sigue, es fijo en el equipo y dentro de un partido juega en varias posiciones.

Marcos Llorente, 26 años, cumple su tercera campaña en el Atlético. Ya no es ninguna novedad que sea de los mejores en cada partido, aunque no ha comenzado este ejercicio al nivel que tuvo el anterior. En seis partidos ligueros no ha marcado. Sí ha dado una asistencia. Titular en todos los encuentros, lleva 532 minutos en el campeonato liguero. Para el Cholo es una bendición, puesto que le puede utlizar casi en cualquier puesto. El choque ante el Getafe es una muestra de ello.

Marcos Llorente comenzó jugando por dentro, en el centro del campo, ayudando a Herrera en las labores de creación. Simeone apostó por Correa como interior diestro y Carrasco como zurdo. Y arriba, Griezmann, con libertad de acción, y Luis Suárez. Aunque Marcos Llorente penetró muchas veces por la derecha intentando combinar con Correa. No hizo mucho daño en el primer tiempo. En la segunda mitad, y pasada la hora de encuentro, el Cholo movió piezas: se fue Trippier y entró Hermoso, quien fue decisivo con sus centros desde la izquierda en la recta final del partido. Entonces Marcos Llorente retrasó su posición y jugó como teórico lateral derecho. 

Simeone volvió a mover el banquillo ya con muy poco tiempo para el final. El Getafe estaba con diez y el Atlético tenía en el área a Luis Suárez y Cunha. Hermoso ponía balones desde la izquierda y Carrasco intentaba penetrar por ese lado. Entró Vrsaljko por Herrera y Marcos Llorente adelantó su posición. El Cholo buscó el desborde por la derecha con ellos dos, además de la precisión de Vrsaljko a la hora de lanzar balones al área. El 1-2 llegó en un centro bombeado desde el costado derecho. Así, Llorente jugó por el centro y por toda la banda derecha, bien más adelantado o atrasado.

No es la primera vez que lo hace y no será la última, aunque todo el mundo sabe que hace más daño cuanto más cerca está del área rival. La pasada campaña jugó también de delantero ante la eventual baja de algún compañero. Este año lo tendrá más complicado, puesto que hay muchos y buenos delanteros en el equipo. Simeone se llevó a Getafe a Saponjic y a Giuliano para completar banquillo. Parece complicado que pueda verse a Marcos Llorente jugar de inicio en punta.

Con un valor de mercado de 80 millones y con contrato hasta 2027 después de renovar, Marcos Llorente es feliz en el Atlético. Se siente querido por sus compañeros y por la afición. Y sabe que puede ganar títulos. Puede pelear por todo. Jugando de lateral, de interior o en el doble pivote. Pero siempre jugando y aportando.