CELTA

Aprobados y suspensos del Celta: Aspas y Brais saben ganar

Dos golazos del moañés y del mosense otorgan el primer triunfo de la temporada al Celta. Dituro fue decisivo otra vez al parar un penalti con 0-1.

0
Brais Méndez celebra el gol anotado ante el Levante en el Ciutat de Valencia
RC CELTA DIARIO AS

Dituro: Puede considerarse ya el jugador revelación de LaLiga. Fue determinante al detenerle un penalti a Roger cuando el duelo iba 0-1. Es la tercera pena máxima que para en seis jornadas. Sólo Benzema ha conseguido vencerle desde los once metros.

Mallo: Estuvo serio en defensa, mostrándose seguro en los uno contra uno, tapando todos los huecos a su espalda. En ataque no se prodigó tanto como en él es habitual.

Araújo: Muy concentrado durante todo el partido, no concedió ni un centímetro a sus adversarios. Además, ofreció una solución en la salida del balón. El mexicano se consolida como el zaguero más fiable en lo que va de temporada.

Murillo: Recuperó algo de sobriedad, pero físicamente todavía no se le ve en plenas condiciones. Cometió un grave error en la marca sobre Roger que estuvo a punto de significar el 1-0. Sigue a años luz de aquel jugador que maravilló hace año y medio.

Galán: Muchos regates hacia la nada. No se le puede discutir su tenacidad para el desborde, pero pocas veces logra sorprender y ser determinante. No se entendió con Cervi y tampoco con Nolito. En defensa no tuvo fisuras.

Beltrán: Sustituyó a Denis en el once para hacer de Tapia. Sorpresa por lo primero y por lo segundo, el de Seseña aprovechó la oportunidad con un gran partido. No paró de correr para apagar todos los conatos de incendio y siempre se ofreció para dar apoyo a sus compañeros.

Brais: El tirón de orejas de Coudet le ha reactivado. Después del banquillazo ante el Cádiz, el mosense recuperó su mejor nivel, participando en las jugadas más peligrosas. Robó el balón que acabó en el gol de Aspas y anotó un tanto sensacional para sellar el primer triunfo celeste.

Tapia: El peruano todavía no está a su mejor nivel. Su ubicación de mediapunta le sorprendió hasta a él mismo, que se sintió desubicado. Además, vio una amarilla a los cuatro minutos que quizás le condicionó. Coudet le sustituyó al descanso.

Cervi: Otra jornada más sin demostrar que es el fichaje estrella de este verano. No acaba de encontrar su sitio. Le falta mucha complicidad con los compañeros. Intenta adaptarse al equipo, pero lo cierto es que no encuentra socios y por libre tampoco ofrece soluciones.

Aspas: Falló en la primera ocasión porque al orientar el balón para el disparo Radoja tuvo tiempo para llegar a taponar. Tomó nota y en la siguiente oportunidad para definir, remató al primer toque. Directo a la red. Cinco minutos después fue protagonista en el área contraria por cometer un penalti que sólo vio Figueroa Vázquez. Le avisaron desde el VAR, pero ni así corrigió su error.

Mina: Está en un gran momento de forma. Completó otro partidazo. Esta vez no marcó, pero sumó dos asistencias de gol y un trabajo infinito. Terminó exhausto.

Nolito (entró por Cervi): Se mostró voluntarioso, pero no estuvo fino en los metros finales. Al igual que Cervi, tampoco estableció una buena conexión con Galán

Denis (entró por Tapia): Después de su mal comienzo de temporada, Coudet le castigó con la suplencia en el Ciutat de Valencia. Salió en la segunda parte para dar mayor dinamismo a la circulación del balón, pero volvió a estar gris, sin demasiada incidencia en el juego.

Carlos Domínguez (entró por Aspas): Entró a falta de trece minutos para proteger el 0-1 que campeaba en el marcador. Realizó una gran acción defensiva al imponerse al veloz Jorge de Frutos.

Okay (entró por Brais): Después de tener pie y medio fuera del Celta en al pasado mercado estival, debutó esta temporada con una presencia testimonial en los últimos minutos. Entró para sustituir a un cansado Brais, que pidió el cambio tras el gol, y poblar el centro del campo en los minutos de descuento.