SEVILLA-VALENCIA

Bordalás: “¿Unidad A y B? Si hay diferencia lo dirá la competición"

El entrenador del Valencia confía en que el rendimiento y la competitividad de su equipo contra el Sevilla sea la misma pese a las bajas de Gayà, Cheryshev, Thierry y Carlos Soler.

0
Bordalás, en la sesión de entrenamiento previa al partido contra el Sevilla.
David González.

José Bordalás confía en el fondo de armario de su plantilla para mantener el nivel competitivo en Sevilla pese a las bajas de Carlos Soler, Gayà, Cheryshev y Thierry. El Valencia tendrá en el Sánchez Pizjuán una oportunidad para resarcirse de la derrota en los últimos minutos contra el Real Madrid y demostrar que su buen inicio de Liga le acerca a equipos como el Sevilla. “Yo afronto los partidos pensando que no hay diferencia y los jugadores tienen que saber qué escudo defienden, pero eso se verá con el transcurrir de la competición”. Bordalás, Valencia al margen, confía en que el Getafe “cambie su dinámica”.

¿Cree que hay diferencia entre unidad A y B?

Tenemos alguna baja, pero no es momento de hablar de ello sino de los que estamos y de afrontar el partido contra el Sevilla con el máximo interés. Es un partido difícil, con poco tiempo para prepararlo, pero el calendario es así. El transcurrir de la competición nos dirá si hay diferencia o no. Nosotros confiamos en que no la haya.

¿Qué tienen los lesionados?

Son problemas musculares y vamos a ver el transcurrir. Cuando hay una lesión muscular hay un periodo mínimo, aunque esperamos poder contar con ellos lo antes posible. Lo de Cheryshev es un esguince de ligamento y está bastante bien. Pero no sabemos fechas, confiamos en el buen trabajo de todos para recuperarles cuánto antes.

¿Cómo ha visto al equipo físicamente?

Son partidos seguidos, pero el equipo le he visto bien. Anímicamente ya al cien por cien. Los jugadores de gran nivel no hay cabida al lamento ni a pensar en lo anterior. Estamos centrados anímica y físicamente. Los jugadores importantes deben estar acostumbrados a jugar partidos en breve espacio de tiempo.

En Sevilla hay un reto diferente y una prueba para crecer contra la adversidad.

Nos enfrentamos a un rival que está haciendo las cosas bien y tiene un tremendo potencial. Es un equipo de un grandísimo nivel, de Champions. Un equipo importante. Pero somos optimistas en cuanto al rendimiento del equipo y aunque hay poco tiempo, estamos convencidos que competiremos.

¿Tenía previsto llegar con este cúmulo de lesiones?

Obviamente nunca piensas que se te pueden lesionar varios jugadores de manera consecutiva. Pero forma parte de lo que es la alta competición. En el caso de Carlos Soler, él ha jugado muchos partidos seguidos, con diferentes campeonatos y viajes. Eso tenía un riesgo, pero soy un entrenador que piensa en positivo y casi nunca me lamento. Solo pensamos en recuperarle a tiempo. Nuestra preparación ha sido buena y de calidad hasta la fecha. Pero la exigencia de la competición y la mía como entrenador es alta. Pero ahora solo pensamos en los disponibles y en que tengan una buena respuesta para defender la camiseta del Valencia al cien por cien.

¿Es bueno que después de un partido que se fue como el del Madrid llegue otro de la exigencia del Sevilla?

Soy de los que piensa que después de un mal resultado, tienes ganas de jugar lo antes posible. En este caso, tenemos una oportunidad no de mejorar, porque el partido fue bueno, si no de sacar un mejor resultado. Ese es el objetivo del equipo. Va a ser difícil y cada partido hay que afrontarlo como una oportunidad, no como un problema.

Con las bajas de Gayà y Cheryshev, ¿confía en Lato para ser titular?

No podemos pensar en los que no están si no en los que están. Lato, salvo en el tramo final, estuvo a un gran nivel y no hay por qué dudar del nivel que nos puede dar.

¿Ha reflexionado sobre las causas de las lesiones?

Hay una exigencia muy alta. Llevo varias temporadas diciendo que el fútbol ha sufrido una mutación. Se decía que los equipos llegarían a su mejor nivel después de un momento…. Pero ahora la competición no da tregua y desde el principio hay un arranque intenso. El ritmo cada día es mayor y por ello le digo a los jugadores que la exigencia es máxima. El querer ayudar a veces con no buenas sensaciones, como ha sido el caso de Carlos, pues pasó que se lesionó. Son jugadores que quieren mucho a su equipo y hay veces que no los podemos controlar.

¿Ve una opción Marcos André?

Hemos apostado por Maxi en este inicio, pero hablo mucho con él. Es una posibilidad.

Los últimos diez minutos del Madrid…

Siempre analizamos lo que hicimos bien o mal, pero no es momento hablar del pasado. Todos sabemos en qué nos equivocamos en ese partido. Lo importante es que no se vuelva a repetir y que sepamos manejar esos últimos minutos que lastraron el esfuerzo que había hecho el equipo. Ahora hay que saber leer el partido contra el Sevilla, que va a tener igual de exigencia.

¿Cómo está Hugo Duro?

Está bien. Lleva un vendaje que le da seguridad. Pero él se encuentra bastante bien. Hizo un gran sacrificio y podemos contar con él.

Con el Sevilla ha habido una gran rivalidad… ¿están en la misma Liga?

No lo sabemos. Eso se verá con el transcurrir de la competición. Ahora hay un partido al que vamos con ilusión y nos marcará la diferencia que pueda haber. Yo afronto los partidos pensando que no hay diferencia y los jugadores tienen que saber qué escudo defiende y en qué club está, además de saber cuál es la idea de trabajo.

Permítame que le pregunte por el Getafe, ¿cómo ve su mal inicio?

Yo sigo la Liga y a todos los equipos. Allí he dejado buenos recuerdos y amigos. Tengo una magnífica relación con el presidente y les sigo. Deseo que cambien esa dinámica. Han hecho buen plantel, con hasta nueve refuerzos y estoy convencido que saldrán hacia adelante. Eso demuestra las dificultades que tiene la competición, porque no es fácil sumar puntos. Ellos han estado cerca todos los partidos. Pero mi energía y compromiso está con el Valencia, aunque le deseo lo mejor al Getafe.

¿Cómo está Piccini?

Todos sabemos los antecedentes de Piccini, que ha tenido muy mala suerte con las lesiones. En pretemporada se lesionó, volvió a tener problemas, está en un momento de readaptación y esperemos que recupere ese nivel para ayudarnos. Él ha vivido un calvario, que es lo peor que le ha podido pasar. Pero tanto el club como nosotros le estamos ayudando y él está poniendo mucho de su parte.