BARCELONA

Koeman, contra las cuerdas

El técnico sigue de momento en el banquillo, pero únicamente porque no se encuentra sustituto y por el coste de su despido, pero la brecha con Laporta es ya insalvable.

0

Es cuestión de tiempo, de casting y de dinero, pero Koeman está contra las cuerdas y su continuidad como técnico del Barça tiene fecha de caducidad. Sólo falta poner el día. La brecha entre el presidente del club y el técnico ya es insalvable después del empate en el Camp Nou ante el Granada.

No obstante, de momento el holandés seguirá al frente del equipo y será el que dirigirá al Barça en el próximo partido el jueves en Cádiz. Seguramente, también será el técnico ante el Levante y en el partido de Champions contra el Benfica e incluso contra el Atlético. Que siga entrenando al Barcelona después del parón de octubre ya es aventurar demasiado los acontecimientos y un ataque de optimismo.

Koeman continúa porque de momento el Barcelona no encuentra a nadie que se haga con las riendas del equipo. El problema económico para despedirle también persiste, pero en menor medida que en julio, cuando la situación del equipo era tan dramática que Laporta tuvo que dar marcha atrás después de que le anunciara personalmente al holandés que no era su técnico favorito y le pidiera quince días para buscar una alternativa.

Laporta quiere a un técnico que inicie un proyecto sólido, aunque llegue a media temporada y que pueda identificar como suyo. No quiere un entrenador puente para salvar los muebles, acabar la temporada y luego ponerse a buscar uno de cara al verano.

Posibles sustitutos

Y técnicos para iniciar proyectos cuando todas las competiciones llevan dos meses en marcha es complicado. A Laporta le gusta Robert Martínez, seleccionador belga, pero el catalán de ningún modo parece dispuesto a dejar colgada a Bélgica antes de disputar la fase final de la Copa de las Naciones que disputará a principios de octubre, precisamente en el parón de LaLiga, junto a España, Italia y Francia en Italia. Ahí, los timings coinciden perfectamente. Koeman seguiría hasta el parón por selecciones y luego podría llegar el de Balaguer.

La opción de incorporar a alguien de la casa fue desactivada por el propio Laporta en una decisión que sorprendió a todo el mundo. El técnico del filial, Francisco Javier García Pimienta, había sonado por los menos en dos ocasiones muy seriamente como recambio para el primer equipo, pero nada más llegar a la presidencia Laporta le despidió para cambiarlo por Sergi Barjuan. De estar en el club García Pimienta seguramente ya estaría en el Camp Nou.

Barcelona a día de hoy es un hervidero de nombres de posibles sustitutos donde suena desde el mencionado Martínez (el favorito a día de hoy) hasta Pirlo pasando por Löw o sueños inalcanzables económicamente como Antonio Conte.

La realidad, tozuda, en cambio indica que de momento Koeman sigue, pero herido de muerte, y que a la fecha de caducidad falta ponerle el sello con el día y el mes.