ATLÉTICO DE MADRID

Dos partidos para João Félix... y otros dos para Andrea Berta

Competición castiga al portugués del Atlético con dos partidos (hoy ante el Getafe y ante el Alavés el sábado): uno por la doble amarilla y otro por el balonazo.

0

La expulsión ante el Athletic le ha salido muy cara a João Félix. El Comité de Competición le ha impuesto dos partidos de suspensión, uno por la doble amarilla y otro por el balonazo a la grada, según ha informado Deportes Cuatro y ha confirmado AS. Simeone pierde por tanto al portugués para el partido de esta tarde ante el Getafe y el del sábado ante el Alavés. El Atlético recurrirá el castigo por la patada al balón.

Competición se basa en la redacción del acta por parte del árbitro, que explica las dos amarillas. La primera fue por "golpear a un contrario con el brazo de manera temeraria después de haber sido objeto de falta". Vencedor le agarró y, al zafarse, João Félix le dio con el brazo en la cara. Gil Manzano explica la segunda: "Dirigirse a mí con el dedo índice en la sien en señal de disconformidad tras haber sido amonestado". João le llamó loco casi en la cara. Iturralde, árbitro de AS y la SER, entiende que Gil Manzano debió mostrarle la roja directa en ese momento.

Es decir, que el acta no hablaba ni de insultos, ni actos vejatorios ni siquiera de menosprecio, lo que ha librado al futbolista de una sanción mayor. A partir de ahí, Competición aplica el artículo 137 (Faltas cometidas por jugadores, entrenadores, técnicos, delegados, auxiliares y dirigentes, y sus sanciones) y sanciona a João Félix con un primer partido por la doble amarilla.

Sin embargo, el castigo se ha duplicado por donde no se esperaban ni el jugador ni la entidad. En 'otras incidencias' agregó que "cuando se dirigía al túnel de vestuario, golpeó con su pie un balón lanzándolo a la grada en señal de disconformidad". Y eso le ha costado otro partido. Competición en este caso aplica el artículo 122, el referido a 'Conductas contrarias al buen orden deportivo'. Una patada a un balón que le ha costado un partido de suspensión.

Hay castigo para Berta y para el club

Las sanciones no acaban ahí. A Andrea Berta, director deportivo rojiblanco, le han caído otros dos partidos de suspensión. Según recoge el acta, el italiano dijo al cuarto árbitro: "Este árbitro es muy malo, no va a volver a venir aquí". Y luego entró al campo y le espetó a Gil Manzano: "Aquí nunca más, aquí nunca más". Competición aplica el artículo 117 (Actitudes de menosprecio o desconsideración hacia los árbitros, directivos o autoridades deportivas) para sancionarle. Al club, además, le cae una multa por el lanzamiento de objetos que se produjo tras el partido (dos botellas).