FÚTBOL

Fallece Martínez Vilaseca, figura clave de Espanyol y Barcelona

Jugador perico nueve temporadas y entrenador de su cantera, en el club azulgrana cultivó durante décadas talentos como Amor, De la Peña, Xavi o Iniesta.

0
JOAN MARTINEZ VILASECA RCD  ESPANYOL
Gorka Leiza Diario As

De un Espanyol desperdigado por Barcelona, cuyo fútbol base “tenía que saltar una escalera en Sarrià” para acceder a Piscinas y Deportes, donde se entrenaban, nos hablaba por teléfono hace apenas cuatro meses Juan Martínez Vilaseca, figura que como pocos aglutina momentos relevantes del fútbol catalán. Primero, con el CE Manresa, en su localidad natal. Después, en el Espanyol. Y finalmente, con el Barcelona. Este domingo se conocía la noticia de su defunción, a los 78 años.

Como extremo, volante y también como lateral, lo conquistó el Espanyol cuando con 20 años despuntaba en el Bages. Y en el club perico forjó toda una vida profesional en activo. Desde una primera temporada en la que coincidió en la plantilla con Ladislao Kubala (“me llevaba a comer a la pastelería”, explicaba a este diario en 2019) a José Emilio Santamaría, pasando por la delantera de los Cinco Delfines, la grandilocuente presidencia de Juan Vilá Reyes, por Europa o por el segundo descenso (y ascenso inmediato) en la historia blanquiazul. Su carrera en activo la culminaría entre el Levante, el Europa y en el CE L’Hospitalet, en cuya localidad ejerció como ilustre profesor de Educación Física del Col.legi Xaloc.

Regresaría al Espanyol de la mano del entonces coordinador de la cantera, Joan Rodríguez ‘Rodri’, quien le confió en la temporada 1976-77 la dirección de un Infantil A en que Robert Aldavert ‘Robi’ ya apuntaba las maneras que le llevaron más adelante al fútbol profesional. No en vano, la vida profesional de Martínez Vilaseca estuvo consagrada al hallazgo y crianza futbolística de talentos, que se sublimaron desde su ingreso en el Barcelona, en 1979.

Al manresano se le atribuyen fichajes históricos para el fútbol base azulgrana a lo largo de varias décadas, como los de Guillermo Amor, Iván de la Peña, Carlos Puyol, Xavi Hernández, Andrés Iniesta o Bojan Krkic. Tal fue su ojo clínico que, tras pasar por los banquillos de casi toda la cantera, incluido el Barcelona Atlètic, en 1995 se le encomendó la jefatura de todo el semillero azulgrana y en 1998, coincidiendo con la etapa de Louis Van Gaal sobre las riendas del primer equipo, se convirtió en el director de fichajes del club.

Tras su jubilación por parte del Barcelona en 2008, seguía Martínez Vilaseca ligado al día a día de las dos entidades deportivas en las que fue una figura capital. Y, pese a que su relación profesional con el Espanyol quedaba ya a más de tres décadas de distancia, hasta que la pandemia azotó los encuentros sociales se reunía con asiduidad con los autodenominados Pericos Players, un numeroso grupo de futbolistas pericos de los años 60 y 70 animosos por recordar sus tiempos y comentar la actualidad. Descanse en paz.