TENERIFE

El Tenerife supera los 9000 abonados

El buen inicio de la campaña ha entusiasmado a los aficionados quienes están respondiendo. Ante el Mirandés, el domingo, se espera la mejor entrada.

0
La plantilla del CD Tenerife aplauden a sus aficionados.
Juan Garcia Cruz DIARIO AS

La fidelidad del aficionado del Tenerife se mantiene latente. Si bien es verdad que ayudada por el buen comienzo de temporada del equipo, pero los colores siguen tirando. Tanto es así que el club ha informado este viernes que ya se han superado los 9.000 abonados y cada vez está más cerca el objetivo de rebasar los 10.000.

Además, con la ampliación del aforo, están a la venta entradas para el encuentro del domingo contra el Mirandés en el que se espera la mejor entrada hasta ahora. Ante el Sporting se acercaron al estadio 5.059 abonados, contra la Ponferradina fueron 6.490 y en esta ocasión seguramente haya algunos más ya que hay disponibilidad para comprar localidades para Herradura Alta (a 15 euros), San Sebastián Alta (a 20) y Tribuna Alta (a 30).

Con el lema 'Recuperamos nuestro aliento', el club lanzó su campaña a mediados de Julio y poco a poco la gente se ha ido enganchando. Para quienes renovaron su plaza, los precios se han reducido, mientras que para las nuevas altas, se mantienen los de los últimos años.

Así, quien sea abonado fiel pagará 83 euros para ver los 19 encuentros -dos serán Día del Club-, en la grada Popular (sino, el precio será de 110), en Herradura costará 140 (185 si es nueva alta), en San Sebastián, 167 (o 220) y en Tribuna 251 (o 330). Se han compensado los cinco encuentros que no se pudieron presenciar en el tramo final de la temporada 2019/20.

Cierto es, también, que debido a la Pandemia y al cumplimiento de las normas, no todos los abonados pueden sentarse todavía en sus asientos ya que el club ha tenido que tener en cuenta la distancia de seguridad y por eso, quien primero llegue al estadio se va sentando en los sitios asignados con una pegatina verde. Esta medida ha traído controversia y enfado en los aficionados, pero se espera que pronto se pueda volver a la normalidad.