FÚTBOL FEMENINO

El CSD y la RFEF ofrecen una solución al apagón televisivo de la Primera Iberdrola

Ambos han abierto una opción provisional para retransmitir los partidos de la Primera Iberdrola, tras la marcha de Mediapro. Los clubes que se acojan no recibirán dinero.

0
El CSD y la RFEF ofrecen una solución al apagón televisivo de la Primera Iberdrola
Raúl Caro Cadenas EFE

El CSD ha pedido a la RFEF que ofrezca un paquete de televisión a los clubes con los que ha roto su contrato Mediapro y están sin operador televisivo, según pudo saber AS. El ente federativo ha aceptado la propuesta, que surge como una solución al apagón televisivo de la Primera Iberdrola. Un escenario provocado tras la falta de consenso de los clubes a la hora de aprobar los estatutos de la Liga profesional, cuya llegada se retrasará más de los previsto debido al conflicto entre los clubes.

En cuanto a la idea lanzada por el CSD como vía para dar visibilidad al fútbol femenino español, hay que destacar que los partidos se podrían retransmitir en RTVE y Footers. Los clubes que tengan sus derechos liberados podrán acogerse a este acuerdo en el que no recibirán dinero por sus derechos televisivos, pero tampoco tendrán que pagar los costes de retransmisión, según fuentes del CSD. El acuerdo se estima que podría alcanzar un coste de dos millones de euros y sería voluntario.

La Primera Iberdrola, sin televisión y sin estatutos

Cabe recordar que Mediapro anunció este martes que rompía su contrato con los clubes (13 de los 16 de la Primera Iberdrola) con los que firmó un histórico acuerdo televisivo en 2019. La compañía audiovisual desembolsaba 2,5 millones de euros al año, por lo que su adiós deja un gran vacío económico y también de visibilidad. Aunque también hay que señalar que su marcha está respaldada por el retraso de la llegada de la Liga Profesional y la falta de unanimidad en la venta de los derechos por parte de los clubes.

Un bloqueo que deja una gran incertidumbre en el futuro de esta nueva competición, que se hace esperar. Por lo pronto, el CSD pretende dar visibilidad a la Primera Iberdrola con esta medida a través de la RFEF, en medio de un panorama en el que apenas se pueden ver por televisión dos o tres partidos por jornada. Desde el ente presidido por José Manuel Franco agradecen la disponibilidad del organismo federativo, que ha aceptado su propuesta y se pondrá a trabajar desde ya en la negociación con los clubes. La idea es que se ponga fin al apagón televisivo lo antes posible.

Con respecto a la nueva Liga, el CSD informó a AS de que la situación actual es complicada. Tal y como contamos en AS el pasado martes, los clubes están divididos en dos bandos, e incluso en tres, con un Madrid CFF que no apoya a unos u otros. Esta división de opiniones dejó sobre la mesa dos propuestas de estatutos: una que viene de mano de doce clubes, entre los que están Atlético, Levante, Sevilla, Betis, Real Sociedad, Alavés, Eibar, Rayo Vallecano, Valencia, Villarreal, Sporting de Huelva y Granadilla; y otra que viene de otros tres, que son Real Madrid, Barça y Athletic.

Esto hizo imposible que el 15 de septiembre se dejaran presentados los estatutos que posteriormente debían de aprobar en el CSD, que ha abierto una prórroga de seis meses con el objetivo de que haya una postura unánime en la presentación de los mismos. Si bien es cierto que legalmente no es preciso que haya unanimidad, esta es el único requisito que ha puesto el ente del deporte español con el objetivo de que esta Liga arranque con una "buena salud".

El CSD, que se ha reunido en estos días con clubes, jugadoras y sindicatos, espera mediar en este nuevo plazo para buscar un punto en común de todos los clubes, dando pie a un consenso que por ahora se ve muy lejos. Además de los estatutos, habrá otras decisiones futuras que precisarán del acuerdo de los clubes, como el hecho de establecer quién será el presidente o presidenta (desde el CSD prefieren que sea una mujer, pero lo decidirán los clubes, con María Teixidor y María Tato entre los nombres más sonados a hacerlo) y cómo se compondrá la directiva.

A ello se sumarán las negociaciones con la RFEF, a la que hace protagonista el CSD con la propuesta televisiva. El ente federativo mantendrá un convenio de colaboración con la nueva Liga, que se sumará como profesional a la LaLiga Santander y Smartbank y a la ACB, al igual que ocurre en el fútbol masculino. También hay un gran foco puesto sobre la venta de los derechos televisivos (venta centraliza, individual u otros métodos) y el sistema de votación en la nueva Liga, que centra la atención en las discrepancias entre uno y otro bando. 

Los 31 millones del CSD: 5 al año para la Liga y 16 para mejorar instalaciones

Además, fuentes del CSD han informado a AS de que mantiene la oferta de 31 millones para impulsar el nacimiento de esta nueva competición profesional. Este presupuesto, que se invertirá durante los primeros tres años de vida de la Liga mientras sea tutelada por el CSD, se divide de la siguiente manera: 5 millones al año (15 millones, en total) para la estructura ejecutiva de la nueva competición; y 16 millones para la mejora de infraestructuras.

Con todo ello, el CSD deja clara su gran apuesta por la profesionalización del fútbol femenino. Esta se presenta como uno de los grandes objetivos del Gobierno de España, que ha elegido esta categoría como motor de cambio y ejemplo para el resto de divisiones del deporte femenino español, tal y como indican desde el Ejecutivo. Un hecho que se está viendo retrasado y en el que desde el CSD esperan buscar una solución pronto. Las jugadoras lo reclaman y lo merecen. El fútbol femenino también.