REAL MADRID

El jardín de Rodrygo

El brasileño se reivindica con un gol salvador para el Madrid en San Siro y reafirma su inspiración en Champions: participa en un tanto cada 61 minutos.

Milán
0

El Real Madrid se fue de Milán con los tres puntos y con el insuperable sabor de boca que deja empezar ganando en la Champions gracias, sobre todo, a dos nombres: Courtois y Rodrygo. El primero sostuvo a los blancos cuando peor lo pasaban; el segundo le dio la puntilla al Inter y reafirmó que la Champions es su jardín, que en ella campa libre y da su mejor nivel. No es poca cosa, rendir así en la Copa de Europa jugando para el Madrid, en el torneo que ha definido la historia blanca más que ningún otro.

Sus números en Europa con el Madrid asustan, hablan de un futbolista decisivo por encima de cualquier otra consideración: 7 goles en 17 partidos de Champions, con máxima efectividad, en apenas nueve remates. Promedia un gol cada 97 minutos y a esos tantos añade además cuatro asistencias, por lo que participa en una acción de gol, marcando o asistiendo, cada 61 minutos. Su brillo aumenta exponencialmente con el himno de la Champions: siete de sus once goles de blanco fueron en el torneo continental. En Milán, en un duelo en el que al Madrid le estaba costando encontrar el camino del gol, Rodrygo puso luz. Antes, ayudó a que los suyos repeliesen el dominio interista: recuperó dos balones, se metió en cuatro duelos (ganó uno) y mantuvo el balón, con nueve pases, todos ellos buenos.

Con todo, Rodrygo sabe que el futuro no puede ser más incierto en el Madrid. Tiene por delante a Vinicius y a Benzema, si bien el partido de Milán le da una esperanza: Ancelotti le prefirió a él antes que a Hazard para meterle una marcha más al equipo. En sus dos primeras temporadas de blanco no superó los 1.500 minutos.

Ancelotti: "Rodrygo corre, ayuda, trabaja... Eso me gusta"

Pero él no se rinde: “Todos los años son difíciles, en el Madrid siempre es así”. Ancelotti, mientras, regaló elogios al brasileño: “Ya he comentado que no es tan importante los minutos que se juega. Lo importante es ser determinante. Rodrygo ha hecho un buen papel, no sólo por marcar, ha trabajado, ha ayudado, ha corrido. Esto me ha gustado. Su papel fue el de un jugador importante”.

Rodrygo ha experimentado un cambio físico visible esta temporada; se le aprecia más grande, más preparado para competir en el cuerpo a cuerpo. Aseguran desde su entorno que no ha cambiado ninguna rutina, que sigue trabajando día a día en su tiempo libre con su preparador personal desde niño, Marcel Duarte. Y los resultados están ahí, San Siro fue testigo.