CHELSEA-ZENIT

Marcos Alonso se impone

De casi apartado con Lampard ha pasado a ser fijo para Tuchel, ganando la competencia a Chilwell, por el que el Chelsea pagó 56 millones al Leicester.

0
Marcos Alonso.
LEE SMITH Action Images via Reuters

Hace exactamente un año, Marcos Alonso pasaba sus peores momentos desde que fichó por el Chelsea. Señalado por una leyenda del club como Frank Lampard, que era en ese momento, además, su entrenador, la situación era tan mala que incluso su padre le recomendó abandonar Stamford Bridge. Marcos se negó, y, un año después, ha conseguido, a base de trabajo, darle la vuelta al calcetín hasta tal punto que ha dejado a Ben Chilwell, uno de los fichajes más caros de la historia de los blues, sin un solo minuto en la presente temporada.

"He hablado con ‘Chilly’ sobre el tema y sabe que, de haber mostrado la misma personalidad y actitud que Marcos, la situación podría haber sido al revés perfectamente. Ambos se presionan mutuamente para mejorar, no me preocupa en absoluto esta situación", reconoce el entrenador del Chelsea.

Para llegar hasta esta situación, el jugador criado en la cantera del Real Madrid tuvo que soportar casi cuatro meses sin jugar, pero ahora es titular indiscutible para Tuchel, que es consciente de que hay muy pocos carrileros de su nivel en Europa. En la otra cara de la moneda está Chilwell, que empieza a entender esa filosofía de no casarse con nadie que promulga el alemán. Pese a que el ex del Leicester llegó por 56 millones de euros hace solo un verano y a que es una de los mejores jugadores de Inglaterra por el carril izquierdo, siente que Marcos le está comiendo la tostada, pues no juega con su club desde la final de la Champions y tampoco tuvo un solo minuto en la Eurocopa con su país.

"Está siendo muy difícil para él, y es perfectamente comprensible. Venía de ganar una Champions y de cumplir 90 minutos a un gran nivel al final de la temporada pasada, eso a nivel personal tiene que ser duro porque lo ha dado todo. Estuvo entrenando duro durante unas semanas, pero tuvo un problema personal. Ahora lo que necesita es relajarse y quitarse de encima toda esa decepción, porque llegó muy cansado mentalmente", aseguraba Tuchel en la rueda de prensa previa al partido de Champions contra el Zenit.